Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Angus Castle; encuentro de mosqueros

Bella Vista, Buenos Aires, Argentina. A media mañana transito despacio las anchas aceras del antiguo barrio

 

sus frondosos árboles despliegan su sombra sobre casonas de tiempos lejanos detrás de ligustros, en sus amplios parques se huele el aroma de trébol cortado.

Un portón de rejas se encuentra entreabierto invitando a todos a entrar en la casa la esbelta silueta, la sonrisa franca, los brazos abiertos salen a mi encuentro es Angus, mi amigo, un gran anfitrión que todos los meses invita al evento.

Y los tipos llegan de distintos lados, se acercan, saludan, se encuentran unos en familia otros con amigos, con ganas sin duda, disfrutar el día y en sus manos traen sus cañas, mochilas, sus cosas de atado, un vino.

Un extraño rito que siempre reúne, veintena de amigos con códigos propios que acuden gustosos a estas reuniones en donde se encuentran en un amplio espectro novatos, maestros, algunas figuras, personajes todos se habla, se escucha, se enseña, se aprende desde la experiencia de cada salida.

Con sus chiches nuevos, sus hallazgos viejos, sus técnicas propias las dudas, los vicios comparten sus cañas, proyectan paseos, discuten caminos, planean encuentros.

Blanca y larga mesa a todos convoca, patio de ladrillos, bajo la glorieta unos que cocinan, con vaso en la mano, desde la parrilla, chorizos, lomitos mientras otros sirven con atento modo, ensaladas, carne, gaseosas y vino café con canela, con crema batida, gotitas de whisky, el cálido brindis.

Transcurre la tarde, la mesa de atado, la morsa, los pelos, las plumas, colores y esos hombres grandes con sus duras manos, nos muestran su arte enhebrando anzuelos, los llenan de brillos que loco y sensible todos estos tipos, amantes de truchas, dorados, paisajes lejanos de lagos y ríos.

En la sombra fresca de palmera amiga, otros mientras tanto, sus líneas estiran.

Las cañas al viento en mágico vuelo, el loop bien cerrado, la presentación certera y en el tippet corto, roja la lanita en el pasto yace, atenta mirada mientras imaginan el pool de los sueños, en el lindo pocket bajo aquellas plantas, junto a la capilla.

Todo se hace ameno, los mates convocan al místico banco del jardín florido las cañas reposan en el grueso tronco del árbol añoso y entonces la charla del junco famoso, uniones de plata, corcho de alcornoque la fibra de vidrio, grafito, los reeles, las líneas, los bajos, acciones y largos.

Dentro de la casa, cuadros y sombreros, colección de cosas, épocas pasadas desde la ventana, la noche cerrada, silencio profundo y entonces las fotos desde el paño blanco proyectan paisajes de inmensos esteros, renombrados lodges, aventuras locas desde el amazonas exótico marco de pescas famosas.

Las pizzas, las bromas, la risa el cálido abrazo, nos vemos, te llamo ya parten los autos, la sonrisa plena, que bueno que estuvo que caño esa vara, que buena esa mosca, que lindo momento revelemos las fotos de este gran evento mañana en la lista, a todos les cuento.....

por Horacio Galván



Categorías

Buscador



 
Angus, el anfitrión
Angus, el anfitrión
La parrilla y la gran mesa donde se comparte el almuerzo y las anécdotas
La parrilla y la gran mesa donde se comparte el almuerzo y las anécdotas
Prueba de cañas de bambú y uno de sus fabricantes: Carlos Tam
Prueba de cañas de bambú y uno de sus fabricantes: Carlos Tam
Mates y charlas a la sombra de los árboles en el gran jardín del Castle
Mates y charlas a la sombra de los árboles en el gran jardín del Castle