Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Experiencias personales para el río Gallegos y su cuenca

En estos días uno comienza a repasar todo lo que vivió en esta nueva temporada de pesca, que en la zona de Río Gallegos, acaba de terminar.

 

Y, como siempre, cada temporada tiene sus características particulares, que van variando de acuerdo a la estación, las lluvias, el nivel del río, la temperatura, la presencia de truchas (de acuerdo a la remonta de plateados),y mil factores más.

A mi me parece que hace unas dos temporadas se va siguiendo una línea que tiene mucho que ver con la limpieza del río. Desde que el río Gallegos esta limpio las truchas tiene mayor capacidad de ver y elegir lo que toman, lo que normalmente los pescadores calificamos como "volverse selectivas".

Fue posible pescar con líneas de flote y moscas secas, o pequeños atractores bien presentados, de flote. En cambio las tradicionalmente efectivas wooly bugger y worms pescadas con líneas de hundimiento, en el promedio de la temporada no rindieron tan bien. Fue necesario incorporar otras técnicas para poder engañar a estas truchas.

Otras dos características muy particulares de esta temporada fueron el bajo nivel del río y, a pesar de ello, las constantes bajas temperaturas del agua, a lo largo de la temporada.

Pude observar reiteradamente temperaturas de 4°- 6° de máxima en la mañana y no más de 8°-10° de máxima en la tarde. Tuvimos nuevamente la suerte de observar, en una noche de luna llena, grandes truchas moviéndose de un pozo al otro, quedando prácticamente en seco en la parte baja que los unía. Estuvimos más de una hora sentados en la orilla hasta que a las dos de la madrugada se cabrio la luna y dejaron de moverse. Es un espectáculo único, sin dudas. Como conclusión observo que las truchas no son tan fáciles de tentar, comparadas a temporadas anteriores y en la generalidad de los casos.

Podemos unir varios elementos para llegar a esta conclusión; el río más limpio y bajo; y el creciente número de pescadores que hace que las truchas estén alertadas ante nuestra presencia.

Existieron otros dos hechos más que marcaron a esta temporada: uno positivo y el otro negativo. EL NEGATIVO: No es novedad que los llamados "pescadores artesanales", que trabajan en la ría hagan matanzas indiscriminadas. No se puede medir el tamaño del daño realizado este año, pero algunos episodios indican que fue muy importante. El comienzo de la temporada fue muy malo en todo el río por bastante tiempo, y todos teníamos esa extraña sensación de que no había truchas. De acuerdo a lo expresado por la gente del club Pescazaike y de la Subsecretaría de Pesca, se detectaron faltas muy graves con matanzas de cientos de peces. Como experiencia propia, pude capturar algunos ejemplares en el mes de febrero con claras marcas de redes en sus cuerpos. Pero en esas mismas redes también cayeron, entre otros, nuestras toninas overas. Esto movilizo a grupos como Patagonia Natural, Cethus, Ecopasur y los clubes de pesca Pescazaike y la Asociación Mosqueros Patagónicos. Se presentó un documento conjunto explicando la problemática general; y otro particular por parte de A.M.P. enfocado a la trucha que remonta nuestra ría para llegar a sus lugares de desove.

EL POSITIVO es que este año y como nunca antes, tuvimos en el río Gallegos gente de la Subsecretaría de Pesca controlando. Sabemos que no tienen todos los medios, que al no tener facultades de policías de pesca quedan muy limitados en su accionar, y que habrán muchos puntos para mejorar. Pero por la actitud y la presencia debemos sentirnos satisfechos. Analizando un poco esta situación surge que hay una toma de conciencia por parte de nuestras autoridades, que han comenzado a tener en cuenta un recurso que hasta hace muy poco no se reconocía como tal. Y se comenzaron a concretar ACCIONES para cuidarlo.

Creo que uniéndonos a esta voluntad, y apoyando en todo lo que se pueda a la gente encargada de cuidar algo que hasta hace poco no conocían (no debemos olvidarnos de esto); podremos solucionar el que a mi entender es el problema mayor que hoy enfrentamos: el descrito anteriormente de pesca a gran escala con redes en nuestra ría.

Pienso que nuestra Asociación debe intentar acciones de la mejor manera para que la próxima temporada no tengamos otra vez que lamentarnos del accionar de estos individuos.

por Percy Beecher
temporada 1999/2000



Categorías

Buscador