Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Los mosqueros versus el resto de los pescadores

Varias veces he escuchado críticas o comentarios ácidos de pescadores de otras modalidades contra acciones, actitudes y opiniones de los mosqueros menospreciando o menoscabando esas otras formas de pescar.

 

Hace pocos días un amigo que frecuenta otro foro de mosqueros además del de esta página me hizo un comentario sobre una nueva polémica desatada a partir de una nota publicada en una página de internet (que no es esta) dedicada a la pesca con mosca, a partir de ello es que me decido a escribir estas líneas e invito a todo el que lo desee a volcar las suyas propias, como siempre esta página está abierta para todos los que lo deseen.

Es muy cierto que la pesca con mosca aquí en nuestro país comenzó siendo una actividad recreacional (o deportiva, como Uds. prefieran) para una minoría. Se pescaba exclusivamente truchas y las mismas estaban en lugares muy lejanos, se llegaba exclusivamente en automóvil por caminos casi inexistentes, había que tener tiempo disponible y fundamentalmente dinero para solventar el viaje y los equipos que eran importados y con valores inalcanzables para la gran mayoría de los pescadores deportivos de la época. Es más, muchos aficionados ni siquiera sabían de la existencia de esta particular forma de pesca.

Es lógico entonces pensar que esos primeros mosqueros que pertenecían a un nivel socio-económico distinto no se mezclaran fácilmente con el resto. En este punto quiero aclarar que no necesariamente fue por un problema de estratos sociales diferentes sino porque sencillamente no era posible franquear para la mayoría, la barrera del dinero y el tiempo necesario como para aprender y practicar esa modalidad de pesca.

Pero el tiempo y el progreso hicieron que esas barreras fueran disminuyendo. La primer asociación de mosqueros del país colaboró, gracias a la buena voluntad de muchos de sus socios fundadores, para que esta forma de pescar se difundiera, sin embargo esa misma asociación nunca pudo sacarse de encima el mote de "elitista" y "deporte de elite" que le endilgaron. Hoy en día la información disponible es enorme, los equipos han bajado grandemente sus costos y muchos pescadores de todas las modalidades piensan en incursionar en ésta porque es moda y tiene toda la atención de los medios y casas de pesca.

Es cierto y debemos reconocerlo que los mosqueros han demostrado más organización, hay muchas asociaciones y en todas ellas, en sus estatutos y en sus políticas está mencionada explícitamente la defensa del medio ambiente y de los peces. No conozco por ejemplo asociaciones que aglutinen a pescadores de spinning o de trolling. Si hay asociaciones de pescadores en general y se positivamente que entre sus objetivos está -como en los de los mosqueros- el cuidado y la conservación. Sin embargo no es bueno generalizar y caer en el facilismo de pensar que por no estar tan bien organizados los demás pescadores son depredadores o no les interesa el cuidado de los ambientes.

Es bueno desde mi punto de vista que uno esté orgulloso de practicar esta modalidad de pesca y la defienda a ultranza, lo que no es bueno es que por defenderla ataquemos sin sentido o sin saber, a las demás. Ese tufillo de deporte de elite o de ser los únicos defensores del medio ambiente y de los peces increíblemente es mantenido por algunos y no pierden oportunidad de decirlo y comentarlo, aun a costa de granjearse la antipatía y la reprobación de muchos cuyo "único pecado" es no ser mosquero. Se de mosqueros que depredan y matan y se de pescadores de boya y lombriz que devuelven todo lo que pescan y ni siquiera conocen el término "catch and release".

Yo tengo muchísimos más años como pescador convencional que como mosquero, cada tanto me gusta ir a pescar pejerrey y en general lo hago con las tres boyas y la caña de 4 metros, estoy orgulloso de ello y mientras pueda la seguiré practicando. No soy ni mejor ni peor mosquero por eso, no soy más o menos defensor del medio ambiente ni de los peces por ello, no soy ni mejor ni peor persona por ello.

Cuidado, la contienda entre mosqueros y el resto solo existe en la mente de unos pocos equivocados que piensan que una caña puede hacer la diferencia entre las personas, no le demos al pito más de lo que el pito vale.

Héctor Gugliermo



Categorías

Buscador