Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Ceferino Namuncurá

Quienes prefieren, para sus salidas de pesca, a los muchos y hermosos ríos de las provincias de Río Negro o Neuquén, seguramente habrán visto a algunos de los tantos santuarios dedicados a Ceferino Namuncurá, diseminados por toda la región. Para aquellos


El 26 de agosto de 1886, en Chimpay, Territorio de Río Negro, nace Ceferino Namuncurá. Su padre es el famoso cacique Manuel Namuncurá y la madre, una de las mujeres del cacique, Rosario Burgos.
Ceferino vivió sus primeros cinco años en Chimpay, y los seis siguientes en San Ignacio, territorio del Neuquén.
Ya de reconocida devoción, a los once años de edad los salesianos se lo llevan a Buenos Aires, donde ingresa al Colegio Pío IX, permaneciendo allí hasta 1903.
Sus protectores salesianos ya piensan en llevárselo a Italia, pero no pueden presentar oficialmente a un niño "bastardo", así que convencen al padre que debe casarse, conforme a Dios y a la ley, liberando a Ceferino del estigma de "hijo ilegítimo".
En General Roca, el 12 de febrero del año 1900, se casa el cacique Manuel Namuncurá, a los 89 años de edad, con una de sus mujeres, Ignacia Rañil, de 38 años. Inmediatamente el cacique y su flamante esposa reconocen a todos los hijos -hasta ahora ilegítimos- de Namuncurá, habidos con Ignacia y otras mujeres, incluyendo a uno de 56 años de edad!
En 1903, Ceferino regresa a Viedma, al colegio San Francisco de Sales, primer noviciado de la Patagonia; al año siguiente ya parte hacia Buenos Aires donde el 19 de julio, embarca en el vapor "Sicilia", con destino a Italia. El 10 de agosto desembarca en Génova, acompañado siempre por Monseñor Cagliero y el padre Garrone. En setiembre, lo recibe el Papa Pío X, en el Vaticano. En noviembre ingresa al Colegio Salesiano de Villa Sora, en Frascati.
Pero...  muy pronto, el 11 de mayo de 1905, muy quebrantada su salud, fallece Ceferino Namuncurá, en el Hospital de los Hermanos de San Juan de Dios, en la isla San Bartolomé del río Tíber, en Roma, y es sepultado en el cementerio de Agro Verano. Su defunción está inscripta en el libro de la Parroquia del Sagrado Corazón, en Roma. En 1915, sus restos son resumidos y murados.
Sólo 3 años más tarde, fallece su padre, el 31 de julio de 1908, a los 97 años de edad. El cacique Manuel Namuncurá provenía de una noble raza, era hijo del gran cacique Calfucurá y nieto del cacique Huentecurá, de la legendaria estirpe de los "cura" (piedra).
Los restos de Ceferino, repatriados en el vapor "Ardito", son colocados en una caja de madera de cedro, en la ermita de Fortín Mercedes, en Pedro Luro, Provincia de Buenos Aires, durante el año 1923.
Años atrás, la urna estaba situada bajo un modesto fortín, casi al aire libre. Era posible ver sus huesitos, espiando por una ranura en la parte superior de la urna. Actualmente, Fortín Mercedes está constituído por un moderno complejo de edificios.
Para los que vienen del norte, en una salida de pesca es posible recorrer los escenarios de gran parte de la vida de Ceferino: Fortín Mercedes, donde está sepultado; Viedma, donde inició su noviciado; Chimpay, donde nació y se crió, y San Ignacio, donde pasó parte de su infancia y residen en la actualidad un número de integrantes de la familia, y donde reposan los restos del cacique Manuel.
El culto a Ceferino, aunque ha sido beatificado pero aún no ha sido santificado, se extiende por Patagonia pero, muy especialmente, en las Provincias de Río Negro y Neuquén. Es sumamente milagroso... puedo dar fe de ello.
Fuente: "El gualicho y la Cruz", por Pablo Fermín Oreja, General Roca, 1967.

Raine Golab



Categorías

Buscador