Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Reportajes: Leandro Lema

Guardaparques

 

Flyfishing-Argentina entrevistó al guardaparque Leandro Lema (37), del Parque Nacional Los Alerces, en procura de información acerca de este maravilloso territorio argentino.

Desde que se recibió, en 1985, Leandro estuvo en el Parque Río Pilcomayo y después en el Chaco; lleva diez años en Los Alerces, nueve de ellos en los altos de la presa Futaleufú, y desde hace uno, tiene su asiento en Puerto Limonao, a orillas del lago Futalaufquen, acompañado por su esposa Susana y su perra Pluta. A pesar de los años transcurridos, conserva el típico acento que descubre su origen cordobés, y una estruendosa carcajada que delata un casi permanente buen humor.

FFA: Leandro, cual es la superficie del Parque?
LL: El Parque y Reserva Nacional Los Alerces fue creado el 11 de mayo de 1937. Cubre 263.000 hectáreas, de las cuales 186.000 tienen categoría de reserva nacional. La superficie restante, es parque y reserva nacional estricta. Se encuentra integramente dentro de la Provincia del Chubut, lindando por el oeste con Chile. De esta frontera, algo más de la mitad se corresponde con el vecino Parque Pumalín, lográndose entre ambos, un inmenso territorio protegido, dentro del cual existen ejemplares de alerce que llevaban vivos mil años cuando nacía Cristo.
Este incomparable parque no tiene dentro de sus límites ciudad alguna, a diferencia del Nahuel Huapi con Bariloche, o el Lanin con San Martín de los Andes. Es TODO parque.

FFA: porqué se llama así?
LL: Lleva su nombre en honor a los milenarios alerces que lo pueblan. El nombre indígena de este árbol es Lahuán. Además, se encuentran maitenes, ñires, arrayanes, espinos negros, chauras, coihues, radales, tineos, lengas, notros, cipreses y caña colihue, entre otras plantas autóctonas. Durante la Primavera el parque se viste con sus mejores galas, al florecer los coloridos notro, amancay, mutisia y retamo, y especies exóticas como el lupino, la rosa mosqueta y la margarita o manzanilla.

FFA: y su fauna?
LL: Ya no es posible observarlos en proximidades de los caminos o de la Intendencia del Parque, pero existen en las más altas laderas huemules, pumas y el cérvido autóctono pudu pudu. Las especies exóticas o introducidas, son el jabalí, el ciervo colorado, la liebre y el visón. Una inmensa diversidad de pájaros habitan el parque: el chucao de inconfundible canto, el carpintero, el martín pescador, el pato de los torrentes, el cormorán, el huet huet, águilas colorada y mora, aguiluchos, chimangos, caranchos, jotes, halcones, lechuzas, buhos, caburés, colibríes patagónicos, loicas pecho colorado, zorzales, hualas, garzas, cisnes de cuello negro, flamencos; el Parque es sobrevolado, también, por cóndores, y sus ríos están poblados por truchas.

FFA: ahora debo preguntarte por la orografía y la que más interesa a los pescadores, la hidrografía.
LL: El pico máximo -medido- es el cerro Cocinero, perteneciente al Cordón Situación. Pero el más conocido, por su ventisquero, es el Torresillas. Desde Trevelin se admiran La Monja y Trono en las Nubes.
El parque contiene numerosos espectaculares lagos: el Rivadavia, el Menéndez, el Kruger y el Futalaufquen por citar los más accesibles. Lo cruzan prístinos ríos famosos por su belleza, la pureza de sus aguas y sus truchas, como el río Rivadavia, el Arrayanes, el Frey y el Futaleufú. Por éste último río, toda esta enorme cuenca, desagua en el océano Pacífico.

FFA: otras particularidades que puedas mencionar?
LL: También tiene un sendero interpretativo de pinturas rupestres, cuya antiguedad se estima en 3.000 años.
Y tiene, lamentablemente, y no obstante la legislación que protegía la región, una represa, cuya construcción destruyó 8.200 hás. y convirtió cuatro lagos naturales en uno solo, el actual Amutui Quimey (belleza perdida). Desaparecieron además, los famosos y magníficos rápidos que existían sobre el río Futaleufú.

FFA: Leandro, dada la proximidad de la temporada de pesca... qué aconsejás a quienes vengan a pescar y/o acampar?
LL: aquellos que opten por acampar, traigan calentadores evitando la necesidad de encender fogatas. De todos modos, no se debe encender fuego alguno salvo en horarios expresamente autorizados. Se recomienda MUY ESPECIALMENTE al visitante, llegar provisto de bolsas para residuos y llevárselas al abandonar el parque, para depositarlas en poblados urbanos donde existe recolección y destrucción diaria de basura. Puntualmente, todo elemento plástico, tal como bolsas de polietileno, envases de plástico, pañales descartables y otros que no son biodegradables. Por supuesto, no tirar colillas de cigarrilos. En caso de encender fuego, es obligatorio hacerlo únicamente en los fogones ya previstos en campings habilitados, y apagarlo TOTALMENTE antes de abandonar el lugar. Los días de mayor riesgo de incendio son los más secos y ventosos, se aconseja evitar encender fogatas en jornadas de tales características. Para que los ríos y lagos continúen siendo incontaminados, no lavar en ellos utencillos utilizando detergentes u otros agentes de limpieza.

FFA: en cuanto a la seguridad personal que aconsejarías?
LL: Lo más recomendable, antes de instalar un campamento, es pasar por el Centro de Informes. Allí, además de recibir folletería y consejos prácticos, es buena idea registrarse al llegar, y avisar cuando se abandonará el Parque. Lo mismo para cuando se emprende una travesía de trekking: es indispensable registrarse antes de partir y también al regresar, de manera que de demorar el retorno, los guardaparques podrán buscarlos. Y no olvidar avisar que regresaron, porque de no hacerlo los guardaparques perderán valioso tiempo buscando supuestos "perdidos" que ya partieron sin problemas. Como son diversos los senderos marcados y señalizados, es preferible no aventurarse fuera de ellos. Los hay de diferente grado de dificultad, es decir, para personas sin entrenamiento alguno, hasta para los experimentados en alta montaña.

FFA: de qué servicios dispone el Parque?
LL: El Parque cuenta con algunas hosterías, campings con servicios y otros agrestes a lo largo del camino que, entre portadas, cubre 66 kilómetros. En la villa Futalaufquen, base de la Intendencia, existe proveeduría, teléfono público, kiosco, restaurante, confitería, sala de primeros auxilios, estafeta postal y una capilla. El museo y el Centro de Informes funcionan en el mismo edificio. Hay un mercadito ambulante que recorre los campings más alejados de la Intendencia, durante la alta temporada, que ofrece pan del día, verduras frescas, y esas cosas que suelen olvidarse.
FFA: hay que abonar algo para ingresar al Parque?

LL: Durante la temporada, comprendida entre el 15 de diciembre y el domingo de Pascua, la entrada al Parque cuesta $ 5.- por persona. Para los residentes en la Provincia del Chubut $ 2,50 y para los vecinos del Departamento Futaleufú, la entrada es gratuita. Durante el resto del año, el ingreso es libre.

FFA: alguna última reflexión?
LL: Los Alerces es un lugar privilegiado de magnífica belleza natural, que los argentinos debemos cuidar como a nuestra propia casa, pues de hecho, lo es. El parque Los Alerces es maravilloso en cualquier época del año: multicolor durante la Primavera, sugerente bajo la lluvia o envuelto en brumas, inmaculado cubierto por nieve, mágico con sus galas otoñales, pleno de vida durante el verano. Jamás defrauda...

FFA: en nombre de quienes se informan a través de nuestra página Flyfishing-Argentina, muchas gracias, Leandro!

  Raine Golab

 



Categorías

Buscador