Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Córdoba: alta escuela de flycasting

Se esconden los últimos rayos del sol tras la serranía,

 

las ninfas de mayfly comienzan su procesión ascendente para cumplir con el ancestral rito de desplegar sus alas para reproducirse y luego morir.

Un bello río serrano me invita con su sonido de cántaros, a presentar una diminuta mosca emergente en un remanso lleno de subidas de hambrientas arco iris. Una deriva muerta, una buena corrección... un segundo y la explosiva tomada de una trucha muy vital, una tenaz lucha y por fin se entrega con su premio bien ganado, la devolución a su ámbito."

He tenido la posibilidad de pescar en distintos ámbitos del país hermosos salmónidos, brillantes pejerreyes, tarariras prehistóricas, feroces dorados, etc., pero Córdoba me dio el toque que me faltaba LA PESCA FINA, delicada y muy apasionante ¿Por qué? En mis inicios allá en la patagonia, recibí las enseñanzas que me regalaran el gran Limay, el místico Traful y el hermoso Caleufú. Paro cuando llegué a estos ámbitos serranos tuve que empezar de nuevo. La descripción de estos lugares son únicos, vertientes, ríos y arroyos hermosos, pooles oscuros y bellos, correderas blancas y flats que convierten a cualquier pescador tranquilo en un terrible ansioso.

Los ríos cordobeses están habitados en su totalidad por arco iris, salvo en Pampa de Achala donde predominan las fontinalis (tema para otro encuentro) además del salmón encerrado sembrado en la cuenca del Rio Grande que esta en proceso de adaptación. La pesca es exigente, donde los pocos espacios y la claridad de sus aguas son sus principales características y desafíos. Las truchas son asustadizas y muy selectivas, donde sus alimentos principales son las familias de insectos en el orden efemerópteros, tricópteros, dípteros, odonatos y terrestres, por ello creo que Córdoba se nos plantea como una alternativa única para nuestra actividad.

Hablemos de la forma de pesca, mis antiguas enseñanzas patagónicas nos enfocaban en el clásico equipo #8, el shooting de hundimiento y la polifuncional Wooly Bugger, con eso bastaba para pescar y realmente pescaba. Al salir a pescar en Córdoba me armaron un nuevo vocabulario del cual no entendía nada...pone una ¿mayfly? ¿caddis? ¿damsel?....y bueno a empezar de nuevo.

Me hablaban de ENTOMOLOGIA palabra desconocida hasta ese momento en mi bagaje de términos aplicados a la mosca, base principal para efectivizar esta nueva pesca y darme cuenta todo lo que me había perdido en el sur por haber sido limitado en mis conocimientos. El segundo punto es saber llegar al río, tomarse el trabajo de levantar una piedra y ver los insectos para determinar que imitación poner, pescar las orillas y leer bien el río, todo esto fundamentado en lo más importante de esta pesca: la observación.

Tómese 10 minutos antes de pescar, observe el ambiente, descubra las eclosiones, sea precavido y pesque. Este será el mejor premio de su jornada.

Para el final contarles que los equipos livianos para línea #2, #3, #4, en largos de caña de 8 pies, una buena línea de flote sea WF o DT, para presentaciones delicadas y el premio final las truchas, aunque pocas mayores a 40 cms, le dará las satisfacciones que todo buen pescador de mosca busca.

Venga a Córdoba que no se arrepentirá y le aseguro que en su listado anual de salidas la tendrá agendada varias veces.

Un abrazo y buena pesca.

Leonardo Molina
Instructor de Flycasting y Guia de Pesca



Categorías

Buscador