Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Lago 3 - Chubut

Este cierre de temporada significó para mí la oportunidad de conocer una zona de la que tenía muy buenas referencias en materia de pesca con mosca pero que me había sido esquiva por distintas razones.

 

Este año no iba a ser una excepción ya que la idea primaria era desplazarse al Chimehuín y al Limay Medio pero...a último momento y dejando de lado el tema de la cantidad de kilómetros por recorrer y varios otros aparentes impedimentos nos decidimos por este otro destino para mi desconocido.

Nos fuimos bien equipados, carpa, bolsas de dormir abrigadas, provisiones abundantes y algún que otro tintillo...para combatir el frío naturalmente. Las petacas ya habían sido llenadas antes de salir (por si hacía mucho frío!) Cargamos todo en La Morocha, nuestro preciado vehículo, y allá fuimos.

La idea era quedarnos cuatro días, los cuales resultaron ser a pleno sol...pero las noches de plenilunio parecen haber alimentado muy bien a las truchas ya que el pique fue muy escaso, no solo en nuestro grupo sino que ese hecho se repitió con todos los pescadores con los que nos cruzamos. Con esto no quiero afirmar que la luna sea la causante del escaso pique, las opiniones de los que saben están, de hecho, bastante dividas cuando de esta cuestión se trata, pero a algo hay que echarle la culpa!. Para ser francos y como no conocíamos bien la zona nuestra pesca se limitó al Lago 3, lugar donde nos habíamos instalado en un camping organizado que además de tener botes en alquiler, cosa sumamente útil para poder castear contra los juncos, contaba con un refugio para almacenar los víveres, una gran mesa y lo mejor: una salamandra que hizo que nuestras cenas fueran de lo más amenas.

Recorrimos la zona y agradecimos por contar con un vehículo 4x4 ya que la semana anterior había llovido 250 mm y ciertos caminos estaban en un estado lamentable, no así el camino principal el cual es muy aceptable y sin la necesidad de contar con la doble tracción.

Les voy a dar algunas breves referencias de la zona para que tengan una idea más concreta aquellos que no la conocen: saliendo de Esquel (con el tanque lleno!) por la ruta Nacional 40 hacia el sur se pasa el poblado de Tecka y desde aquí se continúa por la misma ruta otros 50 Km., punto en el que se abandona el asfalto para tomar a la derecha la ruta 19 que va a Río Pico. El camino transita un paisaje típico de precordillera con grandes estancias y luego de recorrer unos 80 Km. se llega a la localidad antes mencionada, en este lugar se pueden comprar provisiones, hablar por teléfono o simplemente recorrer el pueblo, lo que vale la pena, especialmente detenerse frente a una antigua construcción que una vez ofició de hotel.

Siguiendo el camino se encuentran los Lagos 1 y más adelante el Lago 3, nuestro destino. Nuestro primer día de pesca fue un verdadero rally, finalmente pescamos desde la costa no muy lejos del camping, así que mientras algunos optaron por el belly boat, práctica muy usada y útil en este lago, yo me acomodé sobre unas rocas que entraban al lago. El viento soplaba del lado izquierdo con bastante fuerza pero se podía lanzar bien, armé mi caña #5 con un shooting y me decidí por una rabbit verde oliva y naranja, también conocida como Rabbit Limay en anzuelo #4 y a los diez minutos una de las famosas truchas del lago 3 estaba peleando para soltarse, fue una Arco Iris de tamaño más que aceptable, diría que hacía tiempo no obtenía una pieza tan hermosa. La alegría me duró el resto de los días ya que fue la única trucha digna de mención.

Por la tarde alquilamos un bote para poder acceder a los juncos pero solo hubo un pique. De todos modos eso nos permitió familiarizarnos con el lago, el cual no es muy grande aunque bastante ventoso, presenta varias hileras de juncos y hay lugares desde dónde se puede pescar desde la costa. Sólo se permite la pesca con mosca y la captura y devolución es obligatoria, lo que se refleja en el gran tamaño promedio de las truchas: una trucha de 3 Kg. es considerada apenas normal en este ámbito. Las ninfas son muy efectivas, las pheasant tail y hare´s ear en tamaño del #14 o #16 funcionan muy bien, contra los juncos pueden ser mortales. En este lago se pueden capturar tanto marrones como arco iris de excelentes portes.

Como les comentaba, al ser nuestro primer viaje a la zona nos decidimos a hacer un poco de turismo, hay en unos 20 lagos y lagunas, algunos de difícil acceso. Nosotros tuvimos el privilegio de conocer el lago Los Niños, paraíso de las fontinalis que estaba vedado desde marzo pero el espléndido día y el increíble paisaje hizo que disfrutáramos de un pic-nic memorable. Continuamos hasta el inmenso lago Vintter que es compartido con Chile con la denominación de Palena. El viento lo azota con violencia y para pescarlo sería muy sabio utilizar lanchas con motores de gran potencia. Aquí se encuentra la boca del río Corcovado, lugar célebre entre los mosqueros hicimos en este lugar unos tiros pero sin suerte, se imponía ponerse el wader y entrar al agua. Este río describe un recorrido caprichoso ya que se dirige por unos 20 Km. hacia el este girando luego hacia el noroeste penetrando en Chile. Sobre el lago Vintter el atardecer tiñó de miles de rojos el cielo y las aguas, como si recordara que el otoño había hecho lo mismo con las hojas de los árboles.

Cuando emprendíamos la retirada para pasar un par de días en Esquel decidimos volver por ripio por lo que desandamos el camino que habíamos recorrido un par de días antes, volvimos a pasar por el Vintter e hicimos un desvío a los lagos Engaño, Berta Inferior y Berta Superior, el camino es muy malo, pensábamos qué pasaría si lloviera...Todos estos lagos están poblados de fontinalis por lo que nos contaron, así que esperamos comprobarlo una próxima vez. Otros pesqueros en la zona son el Lago 1, el lago y el río Guacho, el río Pico, el Lago 4 y el Lago 5.

Resumiendo esta breve incursión por la zona estoy convencida de que ofrece infinitas posibilidades para disfrutar de nuestro deporte, la obligación de la captura y devolución en el Lago 3 afirma la efectividad de esta medida ya que dio probadas muestras de que lo que se cuida da sus frutos, lean bien el reglamento ya que éste cambia todos los años y en este último ha habido varias modificaciones importantes, si tienen un belly boat este es el lugar para usarlo, pregunten antes de aventurarse en ciertos lugares, van a ahorrar tiempo y disgustos. Y por último...si van al camping del Lago 3, cuidado con el gato, es adicto a los salamines!!!

por Silvia Bergamasco
Fotografía: Ana Kobrak




Artículo Relacionados
Una reina en la Patagonia
El sol alumbraba con timidez el escenario de la cordillera que, coronada por negros nubarrones presagiaba para las próximas horas...
Río Pico
Amigos que concurren asiduamente a este lugar como Rogelio Durán nos habían advertido de la rigurosidad del clima,

Categorías

Buscador




 
pique en el lago 3
pique en el lago 3
arco iris en lago 3
arco iris en lago 3
lago Los Niños
lago Los Niños