Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Un día en el Futaleufú

Después de estar casi una semana en Trevelin, paseando y mateando con amigos, decidimos con Andrea (mi esposa) pescar este maravilloso río.

 

Arreglamos el día 18 de enero con Alfredo (quién nos traslada siempre a los lugares de pesca), hora y lugar para encontrarnos y salir a revolear los gatos.

A la mañana siguiente tempranito, ya estábamos en el río, mientras nos disfrazábamos de pescadores, mate y charla mediante, agrandando los pescados del año pasado, y con la fe puesta en algunas moscas, partimos con rumbo al río.

El día pintaba espectacular, buen sol, poco o casi nada de viento y el agua muy limpia y cristalina. Desde el principio nos sorprendimos gratamente al ver lo recuperado que está el río en comparación con la temporada anterior, donde habíamos notado aguas bajas y turbias y pescado no muy bien, esta vez la primera impresión fue muy gratificante ya que ni bien salimos empezamos a ver un muy poblado río de truchas.

La cantidad de agua es muy importante, casi no tiene costa limpia para pescar, el agua llega hasta los sauces que están en todo su recorrido, lo que dificulta el lanzamiento prácticamente en todo el cauce, cosa que no ocurría en años anteriores donde se formaban muchas islas que nos permitían tirar sin necesidad de una embarcación.

Nuestro lugar de destino era la isla grande que se forma a la salida del Blanco, Alfredo (que no es pescador, pero se conoce el río como a su propia vida) me recomendó parar para probar con secas en unos remolinos que se forman en el medio del cauce, vaya a saber porque, pero ahí están y también las truchas, que se las ve comiendo bien arriba en una zona muy profunda, enseguida puse la fe en una Royal Wulff, primer tiro, una pequeña deriva, corrección y PLAF!!!, ahí estaba mi amiga luchando por su libertad, una hermosa arco iris que fue devuelta al agua al igual que la segunda que llegó enseguida. La tercera que pico me ganó la pulseada y además enderezó la pata del anzuelo, chau trucha, chau mosca.

Decidí cambiarla por una Hampy amarilla y también tuvo buena respuesta, luego de sacar 2 más, errar unos cuantos piques, y comerme unas buenas gastadas por parte de Andrea y Alfredo, decidimos seguir camino hacia el lugar elegido de antemano.

Una vez en la isla, la pesca se circunscribió a un pequeño y muy acogedor lugar; como sería de hermoso que la miré a Andrea y le dije..."gorda, te traje al Alvear"..., luego de comernos unos sandwichs, untada la mayonesa con el dedo y tomarnos unos vinitos, encaramos la pesca, no es un lujo???

Andrea encaró para el pozón que se formaba en una punta de la isla, línea de flote, líder de hundimiento profundo y una alexandra en la punta del tippet y yo me metí en el río con un shooting y una rabbit negra, estábamos como a 50 mts., después de varios tiros, luchar contra la corriente y no tener ni un solo pique, la veo que está luchando y devolviendo su primera trucha, luego de vaya a saber cuanto tiempo, diría que varias horas y yo seguía en la misma postura; escucho el grito de Andrea que me estaba cargando y devolviendo su segunda arco iris, en ese mismo momento y cansado de luchar con la corriente me fui para donde ella estaba.

Mientras esperábamos a Alfredo que nos viniera a busca puse una parachute en anzuelo #18 y me dediqué a pescar truchitas que si bien eran muy chicas, nos divirtieron mucho.

A las 19:30 hs. pegamos la vuelta e intentamos en varias partes del río, tuve dos piques, la primera se me escapó después de pelearla un rato largo y la segunda no tuvo la misma suerte, la pesqué con una marabú maddler amarilla (recomendada por Alfredo).

A las 21 hs. más o menos llegamos al camping, con plena luz del día, después de desarmar los equipos tomarnos unos mates y comentar la pescada (por supuesto que los pescados para esa hora habían crecido y engordado), nos fuimos a la cabaña ya entrada la noche, contentos y satisfechos por nosotros, pero principalmente por el río que esta recuperado y en buena forma.

por Guillermo Manning




Artículo Relacionados
Río Futaleufú
Es sin lugar a dudas un río bellísimo y quizás el más grande de la zona. (Futaleufú significa, precisamente "río grande").

Categorías

Buscador



Relacionados


 
río Futaleufú o Grande
río Futaleufú o Grande
Andrea
Andrea
zona de camping
zona de camping