Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
El guardián del anfiteatro

Esto todo se paso quando volviamos, yo y Pablo, pescador de Bahia Blanca que conoci en el camping en Junin, de la Villa la Angostura.

 

Nesto dia tenia ido a hacer la devolucion del flotador que Gastón Mulas me presto mui amablemente para hacer uns tiros en el lago 3 de Rio Pico. Che, para mi fue un quilombo pescar con aquilo, no saque nada y no creo intentar a pescar asi nuevamente. Gusto es gusto y páh mi fue un quilombo.

Ya era unas 3:30 de la tarde y tenia passado hasta ahora en la camioneta, la necessidad de hacer unos tiros en el Limay empezava a ganar gran fuerza.

Pasamos por la Estancia Chacabuco y tenia que pagar $10,00 platas por caña. El dia medio nubiado, casi lluviendo, un ventazo y ninguna garantia de buenas capturas. No estavamos en Fortin Nogueyra. Bueno, pense, vamos mas adelante.

Proxima buena vision, desde la ruta, el Anfiteatro! Que lindo, unos brazos del Limay, ninguno pescador, perfecto. Podriamos caminar un poco y buscar un tramo con menos viento, que barbaro. Parkamos en un local donde hai unos rochedos y donde se ve una hermosa corredera bien abajo, la sengre jena de adrenalina de pescar un rio distinto, sacar una marron grandota o quien sabe, una linda arcoiris. Frio, puta mierda, no vamos poner los wadders, vamos llevar junto y si no se puede pescar bien desde la orilla, ponemos y cruzamos el rio.

Cañas y wadders en mano, reels en el bolso, todo listo y vamos. Una bajada peligrosa, mucho ripio y arena y se trata de un campo minado! Creo que los viajantes paran ai para hacer las necessidads. Ojo Pablo, no pise en la mierda!

Al bajar escucho un bééééééhhhhh, bééééééé'hhhhh.

- Mirá Pablo, un chivo, y que hastas tiene. Es selvage esto bicho? Anda por ahi suelto?

- No creo, - me contesta - pero los cazan por aqui en la patagonia.

- Chivoooooooooo, (tiempo), Béééééééhhhhh. Chiiiiiiivooooooooo, (tiempo), Béééééééhhhhhhhh (contesta el bicho).

Y vamos bajando. Un alambrado, lo pasamos. Ufa, creo que estamos libres del chivo.

Caminamos un poco, cerca de la orilla y bééééééhhhhh. Carajo, ya viene el bicho. Creo que no va a molestar digo a Pablo.

En la orilla, wadders en el suelo, Pablo arma su caña, pone el reel, ata la mosca y el chivo a unos 30 metros a dar cabezadas en una pequena arbol.

- Che, creo que asi afloja la casca destas arboles y las puede comer.

Pura ilusion, estava enfurecido mismo y empezo la aproximacion. Yo con el tubo de mi caña en mano y no pensando en le dar la espalda.

A esta hora andava junto a nosotros. Que olor fuerte tiene esto animal, puta que fedor! Y lo bicho no empeza a poner los dientes en los wadders!

Hijo de una ...... Yááááááhhhhh, sale dai chivo. Fueran algo como 5 minutos de ilusion, lo bicho empezo a comer unas plantitas mui cerca, creo que a 5 metros donde estavamos. Bueno, arme mi caña, puse el reel y Pablo empezo a castear.


No es que el bicho empeza a dar violentas cabezadas en los arboles, como afilando sus hastas y viene en nuestra direcion. Ojo en lo ojo, sin movimiento, Pablo nervioso, paro los casts y yo sin mi tubo de alumino, que andava en el solo.

Ahi si empezo la intimidacion. El chivo se quedava solamente en las patas de tras y listo para empezar con las cabezadas. Paso la mano en mi tubo levanto páh el bicho, se pone en las dos patas novamente. Carajo Pablo, pega tus cosas y vamos. En segundos volviamos para cruzar el alambrado, cañas armadas y el culo cag.....

Lo puto del bicho se queda tranquilo cerca de la orilla, a comer unos pastitos y ninguno Béééééééhhhhh mas. Esto es un verdadero guardian de los rios y creo que ninguna plata lo podria dejar que sacassemos alguna trutcha.

Conclusion: pescamos aguas mas abajo del Anfiteatro. Que bela inversion de los parques nacionales la aquisicion de unos centos destos bichos.

Gracias por la paciencia y lineas n'água

por João Antonio Lapolli



Categorías

Buscador