Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Viajando dentro del corralito - VIII parte

El regreso resultó muy distinto a lo planeado, y políticamente inadecuado.

 

Martes 18 de diciembre de 2001.-
Eran mis planes acostarme tempranísimo, pero no, nada de camita. Ángela se RE-lució con un asado 10.000 puntos y lo hizo bajo la lluvia, para una mesa internacional: 3 franceses, un sueco, un chileno, una escocesa y 2 argentinas. El diálogo resultó un cocoliche, pero los seres humanos nos entendemos cuando queremos.

Impresionantes las aventuras de gente que anda por Patagonia y ni nos enteramos, como Jacques y estas dos chicas francesas. Como hace unos días, gratísimo ambiente en lo de Graciela Abat.

Me levanté ese martes sin saber la hora, bien podrían haber sido las 5! Cargué los bolsos, llené los termos, desagoté la heladera, barrí la cocina, y mi socia? Eran las 07.00 hs. según un señor que andaba amontonando ropa dentro de un lavarropas. Tomé unos mates, llené el tarrito de la yerba, escribí unas cuantas notas y... no podía arrancar hasta que alguien me informase donde estaba Ángela. Una chica de mi edad que además tenía la responsabilidad de conducir, se había recluido a una hora apropiada. Ángela había salido de juerga con los de su edad, como corresponde a una chica joven y dinámica...!

Cielo despejado, por desgracia, mucho ripio tendríamos ese día ¡pero será el último! Para aguantar el viaje, hubiese necesitado algún analgésico fuerte... y fajarme la cintura. Me preguntaba si podría soportar el viaje de regreso a casa en sólo tres días.

A las 11,55 hs. subimos al asfalto y al mediodía estábamos en bahía Azul. Habíamos reservado $ch 9.800 para el transbordador, ya que desde unos días antes, ya no recibían moneda argentina. Cruzando el estrecho, las olas nos bañaban no obstante las altas y compactas barandas, cómo estaría de picado! Un tramo de pavimento chileno de una sola mano, cortito, ya en el continente, hasta la frontera. Dos veces los mismos trámites y ya nuevamente en Argentina, los finales 60 kms. de ripio, horrendos... Afortunadamente, poco tránsito. El cruce bien áspero, ni nos dio ganas de tomar mate. En el ripio me adelanté a 4 enormes camiones y uno que venía atrás no pudo pasarme. Llegamos justito para embarcar y partir.

No podría explicar lo que fue subir al asfalto, o mejor dicho, haber superado el último tramo de ripio del viaje, cuando llevábamos 5.300 kms. recorridos y nos quedaban unos 1.450 de pavimento hasta casa, y eso, si es que no volvíamos a cruzar la cordillera. La intención primaria era pasar la Nochebuena en Puerto Tranquilo, bucólico pueblito a orillas del lago General Carreras, pero el corralito nos tenía apretadas.

Llegamos a Río Gallegos a las 14,40 hs. Llenamos el tanque de gasoil, excusa para hacer lavar todos los vidrios pues ya no veía nada por ninguna ventanilla. Como por la hora no esperábamos encontrar a Raúl, para no malgastar el rato fuimos a comprar el pic nic del día siguiente y el hielo. ¡Qué alivio ver a Raúl! ¡y qué alivio desacelerar en su hermoso quincho, y bañarnos tranquilas después de los rigurosos mates! En una hora le resumimos sólo las primeras sensaciones del recorrido y, considerando como es él, se fue para darnos oportunidad de reponernos un poco. Claro que quería ir a pescar... Yo no podía más con mis huesos!

Gallegos soleado, ventoso como siempre y Raúl, como siempre, desgranaba despierto y en voz alta sus más caros sueños.

Miércoles 19 de diciembre.-
09,05 hs. salimos de Río Gallegos. En dos horas y media pasamos por Piedra Buena, dolorosamente concientes que este hermoso valle sería el último vivificante verde que veríamos el resto del día. El frondoso camping de la isla Pavón invitaba a quedarse! Cuando el río fue explorado en 1887 por Carlos Moyano, primer gobernador del territorio de Santa Cruz, escribió en su diario el 4 de noviembre: "En una pequeña ensenada del río pescamos tantas truchas que, en media hora, hicimos provisión para el día siguiente. Este pescado, abundante como es y delicado como pocos en el mundo, será un gran recurso para los futuros pobladores. Seco y salado, ha hecho, a veces, parte importante de las provisiones del Comandante Piedra Buena, que lo tomaba con redes. Rara vez llega hasta el agua salada del puerto, donde sólo en Primavera se lo puede pescar".

Casi a las tres de la tarde, compramos más hielo en Tres Cerros, donde nos cobraron $ 1 la bolsa... contra los $ 3 que vale en Gallegos! El calor, intolerable...

Están todos los guanacos enamorados? Así como los vimos en Paine, por Santa Cruz muchos parecían enfrentarse con ganas de pelear.

A las 18,15 hs. estábamos frente al Gorosito, en pleno centro de Caleta Olivia. Antes, hicimos un desvío para tomar las fotos nostálgicas de mi amigo Ricardo, pero no eran! Salimos a las 09 de la mañana (demasiado tarde) y un implacable sol nos cayó a plomo a lo largo de toda esa ruta sin un perejil que dé sombra. Charcos secos como convertidos en sal, ni una nube... Los espejismos y unas mariposas negras que se estrellaban contra el parabrisas no hicieron más que hacerlo más siniestro. A la altura del río Deseado, estaba que lloraba del dolor en la espalda...

En el hotel Granada Hab. Nº 7 $ 25 sin desayuno. Bañito y salimos a buscar los últimos 5 rollos, de los 20 en total del viaje. Uno por día! Nada exagerado... Desde Río Grande venía buscando donde revelar las fotos para que Angela se llevase las de su francesito. Al fin dimos con un precio razonable y tarjeta, pero salieron todas amarillas.

Moría del dolor de espalda y no tenía analgésicos, no podía creerlo, pero no había empacado ninguno. Decidimos arrancar MUY temprano al día siguiente para eludir unas horas el peor calor. Además, así nos quedaría un día hábil antes de las Fiestas para resolver algunos problemitas, descartando la idea de regresar por la Carretera Austral. En realidad, ya teníamos previsto que en este punto, comprobaríamos con qué resto físico, económico y temporal contábamos... Durante el último tirón por el asfalto, al menos iríamos viendo algo de mar, algo de verde y ya llegando, algo de cordillera! Además, yo ya extrañaba al Guli!

Compramos media docena de empanadas para cenar en la habitación mirando las fotos... y en esto estábamos, cuando vimos los titulares de los diarios, enterándonos recién ahí de lo acontecido el día anterior. La crisis ya se había cobrado 4 vidas... regía el Estado de Sitio en todo el país, se estaban produciendo violentos saqueos y una sangrienta represión... Sentí que no era mi país o que yo lo estaba mirando desde otro...

Nos fuimos a intentar dormir con el corazón acongojado; tal vez por eso no nos costó levantarnos tan temprano al día siguiente, de pronto nos movilizaba una suerte de ansiedad por llegar a casa.

Jueves 20.-
A las 05.55 hs. partimos de Caleta Olivia, pasando por Sarmiento a las 08,30 y por Gobernador Costa a las 11,25. Un viaje mucho más aliviado que el del día anterior en cuanto al vapuleo físico y las altas temperaturas, pero horrible por lo que podíamos imaginarnos ocurriendo por todo el país.

Entramos a Esquel directo a lo de nuestra amiga Cristina quien nos puso al tanto. Luego de compras porque nuestras respectivas heladeras habían quedado vacías y desenchufadas, pasamos a lo de Ángela para descargar sus cosas y por último por la óptica porque llegando, rompí una patilla de los anteojos de leer. Por el camino hacia Trevelin, veníamos escuchando el último insulso mensaje de De la Rúa al país, minutitos después de las 16 horas.

En casa, el cuentakilómetros indica 138.001! Recorrimos en total 6.795 kms. en 20 días, y gastamos a razón de U$ 9,70 cada una, todo incluido (dormir, comer, combustible, entradas a museos, excursión). Esta hazaña no hubiese sido posible sin la invalorable ayuda y amistad de Raúl Sommariva y su familia y de Alba Sartini y su familia. Decirles "gracias"... sería como intentar describir el glaciar..No hay palabras! Amigos, Dios les bendiga siempre.

P.D.:

- al día siguiente, viernes, Angela logró cobrar algo y partió hacia Mar del Plata
- nuestra común amiga Cristina estaba en sus últimos aprontes para partir hacia Francia
- me pasé los últimos días del año intentando pagar la tarjeta de crédito
- mi casa, al menos, estaba adornada para Navidad, llena de luces y moños
- pasé sola la Nochebuena; para fin de año llegaron mi hija, yerno y nietos
- días después, ya en el 2002, pinché una cubierta. Cuando el gomero sacó la de auxilio, encontró que también estaba pinchada; tenían un clavo cada una; significa que el buen señor que reparó la cubierta en Cerro Castillo no advirtió un segundo clavo en la misma; significa que anduvimos 4.300 kms. sin rueda de auxilio!
- revisando las cuentas del viaje, resultó que aunque de 19 noches, 2 dormimos en un camping libre, 2 en la casa de Alba y 3 en la de Raúl, igual gastamos más en dormir que en comer o el gasoil.

Algunas reflexiones para viajar por Patagonia, con o sin corralito:

- no confiarse en la existencia de combustible conforme a las guías turísticas o planos; algunas estaciones de servicio cierran, otras abren.
- es una buena idea reponer combustible donde se lo encuentre, por poco que falte, y de paso reponer el agua de los termos, por poca que les falte.
- con viento en contra, los vehículos consumen más combustible, a veces pueden fallar los cálculos
- descartar la idea de que es imprescindible una 4x4. Con ésta, van 3 veces que recorro Patagonia en un furgoncito diseñado para repartir pan en zonas urbanas asfaltadas.
- en la presente temporada 2001-2002 no hubo mantenimiento alguno en rutas ripiadas patagónicas
- en rutas de ripio, MUY especialmente las de Tierra del Fuego con intensa circulación de camiones de gran porte, proteger los faros con un cartón, nomás.
- el alojamiento es por lo general más caro en las poblaciones costeras que del lado cordillerano. Traten de no hacer noche en Comodoro Rivadavia, es carísimo. Tampoco en Rada Tilly.
- Busquen albergues para mochileros sin miedo. En Chile, existen innumerables casas de familia que ofrecen hospedaje a precios más que módicos.
- en Chile ya no aceptan $ argentinos en ninguna parte. Es conveniente llevar dólares chicos.
- No llevar los chilenos desde aquí, sino cambiarlos en un banco estatal ya en Chile donde obtendrán el mejor precio. Los comercios los pagarán mucho menos.
- para transitar los interminables tramos de ruta en Patagonia argentina, no olvidar la heladera, reponer el hielo y llevar muchas bebidas frescas. La sed puede resultar intolerable.
- del lado chileno, hay un pueblito con todos los servicios cada 50 kms.
- contrariamente a lo que cree mucha gente, Calafate no es caro.
- procurar revelar fotos en Chile, es muchísimo más barato
- no dejen la búsqueda del alojamiento para última hora; de noche y cansados siempre se elige mal.
- en el caso de albergues o casas de familia, preguntar antes del sí, entre cuantas camas se comparte cada baño
- en caso de baños compartidos, averiguar los horarios de las excursiones grandes; por lo general, los pasajeros se van temprano y quedan todos los baños disponibles. O sea, hay que levantarse antes que ellos, o después.
- no se puede ingresar a Chile con comestibles de origen animal o vegetal frescos. Especialmente no llevar quesos, fiambres, frutas y verduras frescas.
- si se llevan cámaras fotográficas, filmadoras, cañas de pescar etc etc es aconsejable llevar ya hecha la lista, incluyendo modelos y números de serie, para ahorrarse trabajo en la frontera y ganar tiempo.
- todo el territorio patagónico es seguro para que viajen y acampen dos chicas solitas
- recorrer Patagonia no es lo caro que parece, si se eluden hoteles tradicionales, cabañas bonitas y restaurantes con mantel.
- Patagonia no es de turismo para hacer con niños. Las criaturas se aburren con puro paisaje, y los tramos de viaje son demasiado largos.
- andar por Patagonia cobra mayor interés si previamente se lee algo de su historia.
- en cuanto a guías y mapas, no hace falta llevar montones: con las dos Turistel, Chile y Argentina, zona sur en ambos casos, es más que suficiente.
- es buena idea, antes de entrar a cada ciudad, detenerse a estudiar un plano urbano para ubicarse, e ir directo a la oficina de informes para obtener datos de albergues o donde comer, que pueden no figurar en los listados.

Direcciones

El Calafate:
Hospedaje "Alejandra", Sra. Carmen. Comandante Espora 60 (media cuadra de la avenida). TE 02902-491328

Puerto Natales:
Residencial Oasis. Señoret 332 Phono 56-61-411675 resoasis@hotmail.com

Punta Arenas:
Albergue Independencia. Independencia 374 casi Av. España. Phono 56-61-227572
Hospedaje Danybastian. Av. España 1419 casi Independencia, 6 cuadras de la plaza central.
Sra. Silda Díaz García. Phono 56-61-226214

Río Grande:
Hotel Argentino. San Martín 64 TE 02964-422546 Sra. Graciela Abat hotelargentino@yahoo.com

Tolhuin:
Panadería La Unión www.panaderia-launion.com.ar uniontol@infovia.com.ar

Ushuaia:
"Alba's House". Belkamain 247. TE 02901-430473 Sra. Alba Sartini lacasadealba@yahoo.com.ar http://www.lacasadealba.freeservers.com

Caleta Olivia:
Hotel Granada. San José Obrero 953. TE 0297-4851512

Reporte y fotografías por Raine Golab

Nota: los valores mencionados en esta serie de notas corresponden a UN PESO UN DOLAR!




Artículo Relacionados
Viajando dentro del corralito - VII parte
Llegó el momento histórico! A las 11.00 hs. estábamos cruzando el estrecho... y a las 11,15 hs. horas, yo, Raine, puse mis piecitos sobre la Tierra del Fuego por primera vez!!!

Categorías

Buscador




 
despediéndonos de Graciela y los franceses en Río Grande
despediéndonos de Graciela y los franceses en Río Grande
las viajeras Raine y Ángela
las viajeras Raine y Ángela