Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Parque Nacional Los Glaciares

Hace un millón de años, complejos cambios atmosféricos y climáticos, produjeron un importante descenso en la temperatura global del planeta.

 

El frío intenso y la acumulación de nevadas sucesivas dieron origen a pesadas masas de hielo que avanzaron modificando y modelando el paisaje a lo largo de miles de años. Estos episodios recibieron el nombre de glaciaciones.

De la última glaciación quedaron como vestigio, dos inmensos altiplanos blancos: el campo de hielo patagónico Norte y el Sur.

Con una superficie estimada en los 14.300 Km2, este último alimenta a 47 grandes glaciares, de los cuales 13 descienden hacia la cuenca Atlántica y son: Marconi, Viedma, Moyano, Upsala, Agassiz. Bolado, Onelli. Peineta. Spegazzini, Mayo. Ameghino. Moreno y Frías.

El campo de hielo patagónico constituye una de las mayores reservas de agua dulce para los pueblos del futuro.

Formación de los glaciares

Los glaciares son grandes masas de hielo formadas por acumulación de nieve. Estas grandes acumulaciones, mediante un proceso de fusión y recristalización, producto de procesos físicos y climáticos, pasan por diversos estadios intermedios hasta llegar al que se conoce como hielo glaciar.

El movimiento de los glaciares depende de la capacidad para producir hielo, la pendiente del terreno y del espesor del hielo. Las manchas oscuras que se aprecian a simple vista se llaman morenas. Estas son acumulaciones de fragmentos de rocas producidas por la erosión que realiza el glaciar a su paso sobre la superficie rocosa.

Un coloso con carácter...

De todos los glaciares del Parque, el más famoso es sin duda el Perito Moreno. Este gigante debe su fama a un episodio natural conocido como ruptura.

Si bien las cuatro últimas rupturas se produjeron cada cuatro años es importante resaltar que precisamente por tratarse de un fenómeno natural, éste está sujeto a los caprichos de la naturaleza, no respetando ciclos estructurados en cuanto a esta manifestación, por lo que resulta impredecible saber cuándo tendrá lugar una próxima ruptura.

El glaciar Perito Moreno tiene una superficie de 250 Km2 y la altura de su frente oscila entre los 50 y los 70 m. sobre el nivel del lago.

Si se lo compara con el obelisco de 67 metros o con un edificio de 25 pisos, se tendrá una idea más acabada de su magnificencia.

El Parque Nacional

Visitar el Parque Nacional Los Glaciares y sus alrededores, significa volver diez mil años en la historia del planeta tierra, como si el tiempo se hubiera detenido en la última era glacial.

Este Parque Nacional, creado por ley en 1937, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1981 destacándose sus particulares bellezas naturales.

En una superficie de 600.000 hectáreas, efectúa protección sobre varios ambientes modelados por el hielo glaciario.

Avanzando hacia el oeste, encontraremos un ambiente arbustivo de precordillera favorecido por precipitaciones entre 400 y 800 milímetros anuales.

Variedad de plantas encuentran condiciones apropiadas con el incremento de humedad para colonizar el pie de las montañas...

Bosques subantárticos dominados por la lenga y guindo. Muchos arbustos ofrecen vistosas y coloridas flores como el notro y el calafate.

El ciprés de las Guaytecas, una especie en peligro de extinción en la zona, se encuentra en franca recuperación en zonas restringidas y protegidas.

En el estrato herbáceo encontramos helechos, musgos, líquenes y flores como la topa-topa, con forma de zapatito y las orquídeas.

La estepa del Parque presenta una alta adaptación a las condiciones de sequedad extrema y a la defensa contra el frío y el viento.

Las gramíneas forman matas bajas y compactas. Son frecuentes las matas circulares como el neneo.

Ambiente ideal donde vive el guanaco, el choique, el zorro gris chico, el puma, el raro huroncito y el zorrino. En esta zona habita también el piche, pequeño armadillo de alimentación variada. El zorro colorado, un mamífero predador de mayor tamaño que el zorro gris y el puma, el mayor de los felinos del Parque.

También abundan los roedores y en menor cantidad los murciélagos.

Con respecto a las aves, tal vez la más conocida sea el majestuoso cóndor. Una diversidad interesante de aves acuáticas como el cauquen, flamenco y cisne de cuello negro, y rapaces como halcones y águilas.

En los faldeos de las montañas, crece una angosta franja de bosque de fagáceas emparentadas con especies de Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Australia y Tasmania.

Es en este ambiente donde el huemul, ciervo andino de la Patagonia, halla el último lugar posible para salir de la peligrosa situación en que se encuentran sus poblaciones. Es el símbolo máximo de los bosques andinopatagónicos. Su presencia o ausencia nos indica la calidad de conservación de la delgada franja boscosa que cubre los faldeos occidentales andinos, desde el sur de Mendoza hasta Tierra del Fuego. Este tímido cérvido de constitución robusta y color pardo intenso, fue declarado Monumento Natural Nacional en 1996.

Por arriba de la línea del bosque, se encuentra el desierto altoandino, sobre suelos poco desarrollados y bajo condiciones climáticas durísimas. Su límite inferior son los prados alpinos y los manchones de lenga achaparrada; el superior lo marcan las grandes pendientes, las afloraciones rocosas y las zonas glaciadas.

El Parque Nacional Los Glaciares consta de cinco áreas con sus correspondientes seccionales de Guardaparques: Río Mitre, Glaciar Perito Moreno, Lago Argentino y Lago Viedma.

Intendencia Parque Nacional Los Glaciares



Categorías

Buscador



 
Glaciar Perito Moreno
Glaciar Perito Moreno
Glaciar Perito Moreno, lago Argentino
Glaciar Perito Moreno, lago Argentino
desprendimiento de hielo del glaciar
desprendimiento de hielo del glaciar