Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Shooting y Presentación

Generalmente el pescador sabe que es importante presentar correctamente la mosca, pero muchos en su afán por alcanzar la distancia necesaria, descuidan este aspecto creyendo que luego, al estirarse el líder, todo estará bien.

 

Pero en muchos casos no es así, porque las truchas, especialmente las Marrones de gran porte, suben y observan lo que acaba de caer apenas unos instantes después de que la mosca toca el agua. Allí se nos presenta la mejor oportunidad de engañarla, pero si en ese momento la mosca no está haciendo lo que la trucha espera que haga, no solamente no tomará, sino que además, es probable que se atemorice regresando de inmediato a su hábitat, de donde no saldrá por un buen rato.

Cuando deseamos engañar peces grandes, lo primero que debemos tener presente es que han vivido muchos años, tal vez varios recorriendo los mismos sitios, los que ya le resultan familiares y en los cuales conocen los movimientos naturales y sus sonidos y saben diferenciar los peligrosos.
Sobre todo en el caso de las grandes truchas Marrones, con cinco o más años de vida, y que ya van recorriendo su itinerario migratorio al menos por tercera vez, debemos ser muy cautos al llegar al río, y más cuando vadeamos para acercarnos o para mejorar el ángulo o alejarnos de los obstáculos.

Si la trucha nos observa es casi seguro que no se vaya del lugar, pero aunque esté en actividad de comer, se defenderá quedándose inactiva en su hábitat.
Si en cambio siente nuestra presencia, es posible que suba a ver lo que cayó, pero su desconfianza será extrema y no tomará un engaño a menos que sea perfecto.

Y para eso, lo menos que debemos conseguir es una presentación muy buena, aún a cualquier distancia o con cualquier línea.

Los ríos que ofrecen la posibilidad de estas capturas, son generalmente anchos y con orillas difíciles, también el viento muchas veces presente aumenta la dificultad, tal vez por esa razón es que hoy, la mayoría de los pescadores utiliza en estos sitios la línea shooting con frecuencia.
Con esta línea, si bien estamos de acuerdo que se facilita la distancia, perdemos dos condiciones importantes con relación a líneas más equilibradas como son la conocidas "líneas enteras".

Primero se dificulta la presentación correcta, aun a cortas distancias, y segundo, se complica cualquier intento de cambio de dirección, incluso los que necesitamos hacer en el plano vertical cuando debemos pasar obstáculos altos ubicados detrás nuestro, y al lanzar hacia delante pretendiendo modificar el necesario ángulo descendente, la mosca tocará el agua apenas unos metros adelante nuestro.
El problema del cambio de dirección es el más fácil de solucionar, simplemente no debemos dejar salir running afuera de la punta de nuestra caña. De esa forma la dirección del impulso lo aplicaremos a una línea con suficiente masa para guiar al resto de la cabeza.
Si en su defecto aplicamos el impulso a una línea con poca masa como el running, este no cambiará el ángulo que tiene la cabeza.

La presentación correcta con una shooting no es para nada difícil de conseguir, y no depende de la calidad del equipo, quizá solamente es necesario tener algunos conocimientos, y con muy poca práctica obtendremos buenos resultados.

Analicemos un lance ideal
Conseguir que el líder se estire completamente, logrando dar vuelta la mosca y depositándola sobre el agua con suavidad, en el preciso momento en el que toda la línea ha detenido su avance.

Observando el lance final, cuando la cabeza de cualquier línea viaja, pierde velocidad por la sumatoria de cuatro factores fundamentales. Ellos son puestos en orden de importancia y para una línea equilibrada, es decir una línea cuya diferencia entre la masa de la cabeza y la del running es poca (una WF por ej.):
1. La oposición al cambio de estado (llamado momento) del running que está dentro de la caña y tal vez en el suelo, que de estar quieto debe pasar a moverse muy rápido.
2. La oposición que hace la gravedad que trata de retener el running en el suelo o cerca.
3. La fricción del running saliendo por los pasahilos.
4. La fricción con el aire, que afectará primero a la cabeza y luego a toda la línea que se desplaza.
En este caso, el de una línea equilibrada, los factores Nº 1, 2 y 3 se suman para lograr una alta transmisión de energía desde la cabeza hasta el running, mayor que la energía que pierde esta por el efecto Nº 4, lo que consigue que el loop avance a alta velocidad con relación a la línea, y el líder se de vuelta correctamente, lo que generalmente ocurre cuando se acaba la energía o muy cerca de ese momento, quedando la línea bien estirada al depositarse en el agua.

Por supuesto, los mismos factores afectan a una Shooting, pero veamos como se modifica el orden de importancia (esto puede tener algunas variantes, dependiendo del tipo de running que se esté utilizando):
1. La fricción con el aire, que afectará primero a la cabeza, y en muy poca medida al running después.
2. La oposición al cambio de estado del running.
3. La oposición que hace la gravedad que trata de retener el running en el suelo o cerca.
4. La fricción del running saliendo por los pasahilos.
En este caso de una Shooting, la carga que produce la fricción del aire sobre la cabeza, en relación con la sumatoria de los otros tres factores, es bastante mayor que en las líneas equilibradas. De esa forma, la energía que pierde la cabeza a través del loop para mover el running es relativamente más baja (menos importante) que en el caso de una línea equilibrada. Por esa razón en una shooting, el loop se mueve a una velocidad menor en relación a la velocidad de la línea, y la energía de la cabeza se termina (o la línea toca el agua por efecto de la gravedad) sin haber conseguido desarrollar el loop hasta el fin.

Sin embargo, hay técnicas que permiten con un poco de práctica, modificar el orden de los factores. La más común que es la que yo utilizo, es agregar fricción al running mientras va corriendo, lo que consigo de una de dos formas que dependen de la situación.
1. En el agua; Bajando la caña hasta que el running que sale por los pasahilos toque el agua y de esa manera aumente la fricción, logrando aumentar la velocidad relativa de desplazamiento del loop.
2. Fuera del agua; Tomando el running entre los dedos para aumentar la fricción. Es algo difícil porque hay que mover la mano muy rápido, pero la práctica lo consigue.
Otra técnica que se puede emplear y tal vez resulte la más sencilla; Mientras el running va corriendo; levantar la caña hacia la posición vertical con un simple movimiento de la muñeca, para lograr un aumento importante de dos factores; la fricción y la gravedad.


Julio de 2003
 Luis "Chiche" Aracena




Artículo Relacionados
Casting: estrategias para shooting heads
Las fronteras de la pesca con mosca han sido empujadas hasta el punto en que parece no haber más límites, no hay peces imposibles de tocar, no hay hábitat inalcanzable. Incluso las especies alguna vez "imposibles" como el tarpón, marlin o sailfish son aho

Categorías

Buscador