Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Catch & Release 

Con delicadeza y previa oxigenación, me decidí a regresar el ejemplar al río. Éste, una vez incorporado, nadaría hacia el remanso desde donde había sido engañado por el artificial. No se rompería el equilibrio.

 

"Varios días habían transcurrido desde la fecha en que presuntamente nos recogerían luego de nuestra excursión de pesca. Intensas lluvias y un tiempo inclemente - suponíamos - imposibilitaban toda posibilidad de alcanzar el lugar donde nos encontrábamos. Australia es un país que ofrece difíciles y remotos accesos a muchos de los selectos ríos en los que la pesca de truchas puede practicarse. Con escasas provisiones constituidas principalmente por fideos en sobre, los que nos habían alimentado ininterrumpidamente los 6 días previos, votamos por la necesidad de capturar un ejemplar de trucha para la cena."

"Atardecía. Algunos lances río arriba, y una hermosa marrón que caía presa de una pequeña ninfa que derivaba libremente por la corriente. Transcurrirían algunos minutos para que el ejemplar fuese mío. Suave, fino, delicado, inofensivo. Presa del pescador. Sus movimientos y tinte dorado, eran explosión de vida de la madre naturaleza. En tanto... recordaba los fideos."  

"Mientras levantaba la trucha para darle muerte, cantaba una hermosa ave cuyo nombre no recuerdo. La melodía de su canto asemejaba risa. Se mofaba de mi proceder. De mi inconsecuencia con la madre naturaleza. Mis compañeros de viaje insistían a gritos en que procediera. El ansia por variar los malditos fideos de nuestra diaria dieta, los consumía. Pocos segundos se habían sucedido desde su captura."

"Con delicadeza y previa oxigenación, me decidí a regresar el ejemplar al río. Éste, una vez incorporado, nadaría hacia el remanso desde donde había sido engañado por el artificial. No se rompería el equilibrio. El ave ya no cantaba. ¿Y la cena... ? Fideos nuevamente. Pocas horas después llegaría el todoterreno que nos llevaría de regreso a casa."

El anterior es el relato de un norteamericano avecindado en Chile, viejo zorro en Pesca con Mosca, cuya experiencia internacional le enseñó la necesidad de practicar el llamado Catch & Release. Él es uno de los tantos que hoy opera un Flyfishing Lodge en nuestro país, en el que toda la pesca desarrollada es exclusivamente Catch & Release. La anterior es una historia para no olvidar. Para meditar del por qué de la necesidad del Catch & Release o Pesca con Devolución.

Los últimos años se han destacado por el creciente interés de algunos pescadores deportivos en practicar la llamada "Pesca con Devolución". Han sido principalmente aquellos vinculados al Flyfishing quienes han marcado la tendencia. Tendencia que no pocos Pescadores de Mosca y gran parte de los Pescadores de Spinning y/o Casting aún no adoptan.

¿Por qué?

El hábito social de interrogar respecto del éxito en la faena de pesca deportiva ha sido probablemente el mayor enemigo de la Pesca con Devolución. El llamado Síndrome de Ausencia podría considerarse como uno de los causantes directos en la conducta de depredación. Todos los que hoy practican la Pesca con Devolución han debido soportar la sensación de privación y ausencia que se percibe al regresar al hogar, ausente de trofeos. El citado hábito de interrogar respecto del éxito en la pesca, refuerza aún más dicha sensación de angustia. El truco consiste en saber eliminar tal desagradable emoción. 

Con fuerza contribuyen en tal proceso depredador, la competencia interpescadores y necesidad de autoestima. El ser más que el "adversario". El exhibir materialmente los triunfos ante el mundo que nos rodea, para poder así elevar nuestro ego. Esta vez el truco consiste en percibir y aprender que nuestro adversario es uno mismo. No los demás pescadores. Aún menos el pez.

Es por otra parte recurrente la infaltable "necesidad" de algún ser cercano, en degustar las llamadas "Truchas de Río". Por alguna estúpida razón, que no obstante haber indagando e indagado no he logrado encontrar, son consideradas "más apetitosas". 

El último truco consiste en explicar e instruir a quienes demandan dichos ejemplares, en que tanto calidad genética como control fitosanitario de pisciculturas, exceden con creces a los del medio natural.

Es sin duda el Síndrome de Ausencia o Privación el de mayor dificultad en corregir. ¿Cómo hacerlo? Una serie de conductas y hábitos pueden ser recomendados. 

1) No intente practicar Catch & Release en forma aislada. Iníciese en su práctica junto a otros compañeros de pesca. Idealmente en lugares poco concurridos. 

2) Compita por quién libera más peces con sus compañeros de pesca. No por cantidad de ejemplares muertos. 

3) Aun cuando aparezca el sentimiento de ausencia o privación al regresar a su hogar, continúe liberando ejemplares en las salidas siguientes. La única forma de iniciarse y perpetuarse en la práctica del Catch & Release, es efectuándolo continuamente. Prácticas intermitentes no le permitirán eliminar este sentimiento. 

4) Ante la interrogante social respecto del éxito en su día de pesca, responda con un: "Fue un mal día de pesca. Nadie sacó nada." No habrá proferido una mentira. Reitere dicha respuesta socialmente hasta aquel día en que perciba plena seguridad practicando Catch & Release. Sólo entonces revele su proceder. ¡No antes! 

5) Aquel día deberá "justificarse". Pocos comprenderán el porqué de su comportamiento. Le tildarán de idiota. ¡No se amargue! Reducido es el número de personas que disfrutan y entienden un arte como el ballet... 

6) Jamás - nunca jamás - en este proceso dé muerte a un ejemplar por causa alguna. Al hacerlo, "estaría dando de beber a un alcohólico en proceso de rehabilitación...". Cómo "justificar" ante terceros su comportamiento liberando peces ? En rigor, nada debe justificar ante éstos. Es quien mantiene un predominio del instinto animal por sobre el racional, quien debe explicar su conducta. Quien quiebra frágiles equilibrios medioambientales. Quien no ha aprendido que el desarrollo tecnológico debe traducirse en respeto por el medio y el entorno. Por los demás que están. Y por quienes vendrán. Utilice éstos argumentos en su favor.

Analicemos cuáles son algunas de las principales ventajas de la práctica del Catch & Release y por qué éste está eminentemente ligado a la Pesca con Mosca. No poco se ha dicho y escrito al respecto. Intentaremos ser objetivos en cuanto a la apreciación de las distintas posiciones en debate. Nos volcaremos por la que creemos revela la esencia de la práctica de aquella actividad llamada pesca deportiva. No olvidemos jamás este apellido en nuestro análisis.

Es innegable que el principal beneficio de la práctica de la Pesca con Devolución es la posibilidad de cobrar un ejemplar en innumerables oportunidades. Lo anterior redunda en una población de peces más estable y permanente en el tiempo, con el consiguiente ahorro de costos por repoblamiento - en caso de existir esta última actividad.

Al tener una adecuada competencia interespecífica, serán por selección natural los ejemplares mejor dotados quienes alcancen las mayores ganancias en peso. Ley Darwiniana de selección natural. Es probable que se presente entonces una mucho mayor presión de pesca, la que tarde o temprano se traducirá en ejemplares muy selectivos y difíciles de coger. Ello desanimará a un número no despreciable de pescadores. ¿Pero... a cuáles de éstos? Seguramente a quienes no gozan o no se esmeran en alcanzar un mayor conocimiento en cuanto a hábitos de dichos peces, o que bien carecen de preparación en lo que a técnicas de lance y presentación se refiere.

También a aquellos pescadores con vaga habilidad para leer un curso de agua. A aquellos con débil preparación en materias relacionadas, tales como Entomología, o que bien sólo gustan de la pesca fácil. Y por supuesto a muchos de los llamados "depredadores deportivos".

Claramente la práctica del Catch & Release posee la propiedad de regular por sí misma la presión de pesca sobre un área específica. Tal como el sistema de precios posee la habilidad para asignar eficientemente los recursos en un mercado perfectamente competitivo. Es ésta otra de sus virtudes. 

La esencia del Catch & Release está en la preservación del medio y su entorno. En la mantención de su equilibrio. En la preparación y educación necesaria que permita comprender a cabalidad los procesos naturales y alcanzar, por tanto, éxito en la pesca deportiva. ¿No es justamente aquella preparación y educación la misma requerida por atletas, ajedrecistas, tenistas, nadadores y en fin, por todos los que practican alguna disciplina deportiva?

Una de las pocas debilidades que podemos encontrar en la práctica del Catch & Release, es el hecho de que ante sobrepoblación de peces para alguna área específica - mayor densidad a la deseable - su práctica seguramente desfavorecerá el crecimiento y selección de los mismos. Un manejo controlado en la extracción de ejemplares propendería, en el mediano plazo, al crecimiento de éstos. Lo anterior, bajo dos supuestos heroicos: 1) ausencia de depredadores, y 2) el hecho de que los ejemplares sustraídos fuesen sólo aquellos genéticamente inferiores. Ambas sin duda, variables incontrolables e inmanejables para cualquiera.

Mucho se ha debatido respecto del porcentaje de supervivencia alcanzado por aquellos ejemplares que han sido regresados a su medio. Las cifras varían desde menos de un 50 % de supervivencia, hasta un éxito completo. Valores promedio razonables y cercanos a la realidad, seguramente bordean niveles de 80 % de supervivencia, lo cual parece más que satisfactorio. Las diferencias se materializan principalmente por las condiciones y habilidades del pescador en manipular al pez, tanto como por el lugar y forma en que este último ha sido cogido por el(los) anzuelo(s).

Revisemos a continuación algunas de estas variables. 

Diseño y número de anzuelos con los que un pez debe lidiar al ser capturado, son elementos determinantes en la probabilidad de supervivencia de todo ejemplar al momento de practicar Catch & Release. Grandes debates se han publicitado respecto de la conveniencia de eliminar la llamada rebarba en el anzuelo. El argumento recurrente de quienes favorecen la existencia de dicho elemento se sustenta en que un anzuelo sin rebarba posee mayor facilidad tanto para penetrar como para liberarse. Lo primero - señalan - permite que al momento del pique el anzuelo penetre más profundamente que en el caso de rebarba, situación que se traduce en lesiones cerebrales irreversibles en aquellas clavadas en la mandíbula superior de un ejemplar.

El segundo elemento - la facilidad para liberar el anzuelo - repercutiría en la posibilidad de que el mismo pez pueda ser clavado innumerables veces en una misma recogida, con el consiguiente daño asociado a ello. Por otra parte, quienes favorecen la eliminación de este pequeño elemento llamado rebarba, aseveran que la mayor mortandad de ejemplares se origina en una inadecuada y excesiva manipulación de los mismos una vez cobrados. La eliminación de la rebarba facilitaría notablemente la devolución de un ejemplar, eliminando dicha excesiva manipulación. Francamente, ambos posiciones parecen correctas y con argumentos más que sólidos. 

¿Recomendación? Escoja anzuelos sin rebarba en lo posible. Y si puede, prefiera aquellos nuevos anzuelos con mini rebarbas, los que a todas luces ofrecen lo mejor de ambas opciones. Es definitivamente la mala manipulación de muchos ejemplares lo que reduce significativamente el porcentaje de supervivencia. Un pez fuera del agua por más de un minuto, seguramente no sobrevivirá...

No es necesario explicar entonces - fundados en el párrafo anterior - el porqué es preferible un anzuelo, a anzuelos múltiples. Tampoco, por qué los llamados anzuelos triples ofrecen un elevado nivel de mortalidad. No es del caso citar los llamados balancines - presentes en caimanes - o anzuelos múltiples - presentes en terribles - todos ellos prohibidos por ley. Dichas acepciones de un anzuelo son únicamente aceptables cuando el objetivo último de la pesca, trasciende la Pesca con Devolución. Se utilizan cuando el propósito es sacar pescados con el fin de convertirlos en alimento. ¿Objetivo... deportivo? Una discusión en la que pocos estarán de acuerdo... ¡Caza a mi buen entender!

Respecto del lugar donde un ejemplar ha sido clavado, bastante poco se ha debatido. Anzuelos clavados profundamente en agallas, ojos, u órganos vitales, poseen elevadas probabilidades de provocar la muerte del ejemplar. Evalúe en dichas circunstancias la conveniencia de extraer el pez para darle muerte y con ello reducir su futura agonía. Esto último, no sin antes haber efectuado un rápido y acucioso diagnóstico de la situación, intentando revivirlo si fuese necesario. 

En casos particulares en que la mosca haya sido "digerida", la recomendación es cortar el tippet o leader, según corresponda, liberando al ejemplar prontamente. Pruebas demuestran una sorprendente capacidad de muchos ejemplares para liberar de sus fauces dichos cuerpos extraños. Asimismo, se sorprendería al conocer el gran número de peces sanos y activos que hoy viven con elementos extraños incorporados en su sistema digestivo. Finalmente, si el pez capturado muestra notorias malformaciones, parásitos o enfermedades, no dude en matarlo. Estará evitando contagio a sus congéneres, o elevando la calidad genética de los mismos. No se alimente con estos últimos.

Con las correctas técnicas de manejo y devolución de un ejemplar, las que poseen papel preponderante en la probabilidad de supervivencia de un pez al ser liberado. Las siguientes pautas detallan una serie de conductas y prácticas recomendables para situaciones generales. Casos particulares y especiales se suceden a menudo. Saque partido de ellos. Rec uerde evaluar fría y rápidamente toda nueva situación, intentando proceder de acuerdo a los cánones normales que a continuación se explican. En pesca - y en especial en Flyfishing - no existen dos situaciones iguales. Y no olvide que se enfrenta al diario vivir con la naturaleza.

Las 10 herramientas siguientes espero le ayuden en cómo iniciarse, mejorar o bien practicar, Catch & Release:

1.Jamás manipule un ejemplar sin antes haber humedecido o mojado sus manos. La probabilidad de que éste contraiga hongos en su dermis se reducirá notablemente si no olvida dicho modus operandi.

2.No prolongue la pelea con el pez más de lo necesario. Utilice tippets o leaders resistentes. Recuerde que al practicar con ninfas o streamers bajo la superficie, el diámetro de leaders y tippets pierde importancia relativa.

3.Procure retirar la mosca o artificial, dentro del agua. Utilice en lo posible moscas con mini rebarbas. En su defecto, escoja moscas sin dicho elemento o bien rebájelas en cada distinto patrón. Le permitirán una fácil y rápida liberación, en ocasiones sin siquiera manipular el pez. Evite asimismo reposar su "presa" sobre piedras o superficies sólidas y rugosas. Innumerables daños internos se originan en golpes sobre tales elementos.

4.Nunca "arrastre" un ejemplar cobrado - cuyas mandíbulas permanezcan abiertas - por la superficie y en contra de la corriente. Recuerde que los peces ingieren alimento a través de su aparato digestivo, y que cuando ingieren agua - ¡sí... los peces beben agua! - lo hacen sólo para mantener el nivel de hidratación que requieren. 

5.Jamás cubra con sus manos los ojos de un ejemplar. La creencia popular de que dicho proceder tranquilizará al pez, dista largamente de ser correcta. Sólo conseguirá dañar las mucosidades que cubren dichos órganos vitales.

6.Voltee el pez boca arriba al momento de liberar la mosca o artificial de su quijada. De esta forma evitará oprimir su cuerpo al momento de practicar dicha faena. Se sorprenderá al ver cuántos peces reducen su movilidad en dicha posición. Practique esta operación con rapidez. Un pez boca arriba, es uno que ha perdido total orientación.

7.Jamás manipule un pez a través de sus agallas. Nunca aprisione al pez intentando que éste no resbale de sus manos. Cójalo inmediatamente antes de donde se inicia su aleta caudal. Apoye la cabeza de éste en su mano si es que desea fotografiarlo.

8.Al fotografiar un ejemplar, intente hacerlo a nivel de superficie. Recuerde que densidades de aire y agua son marcadamente distintas. Alzar un pez a una altura para éste desacostumbrada, probablemente le provocará irreversibles trastornos internos. No prolongue su sesión fotográfica más de lo estrictamente necesario, o deberá lamentar la muerte del ejemplar. Recuerde que los peces respiran a través del agua - no del aire.

9.Utilice una red para cobrar el ejemplar sólo si la situación estríctamente lo demanda. Un ejemplo lo constituye la pesca embarcada. En dicho evento, jamás deposite el ejemplar al interior de la embarcación. Procure mantener dicho implemento lejos de la borda de ésta, procediendo a liberar el artificial en dicho lugar. El correr del tiempo le permitirá facilidad y perfección en dicha práctica.

10.Previo a liberar todo y cada ejemplar, proceda a reanimarlo.Deposítelo sobre la superficie e intente que éste se oxigene y oriente. Si el pez necesita ayuda, mézalo dócilmente bajo la superficie. Efectúe dicho movimiento en forma suave y cogiendo el pez delicadamente - punto 7 precedente. Deje que el pez se incorpore por sí mismo, nadando desde sus manos.

Seguramente ya comprenderá por qué el Catch & Release se encuentra íntimamente ligado a la Pesca con Mosca. Si aún no logra descubrir el porqué, intente luego de haber capturado una hermosa trucha marrón de más de 3 kgs. de peso - con su productivo y delicado spinner número seis, dorado y con pintas negras -, retirar de su quijada y sin daño, el feroz anzuelo triple que ha traspasado sus dos mandíbulas... No olvide que la red con que cobró dicho ejemplar se ha enredado con el spinner, y desenredarla le tomará al menos un par de minutos... ¡Suerte! La necesitará...

Es sin duda el célebre autor norteamericano y eximio pescador de mosca, Ernest Schwiebert, quien mejor describe en su obra maestra TROUT, la esencia del Flyfishing y del Catch & Release: "La típica odisea por la que viajamos en el proceso de aprender a pescar, constituye una jornada gradual y reconfortante. Lenta evolución de novato a experto, envuelta por una profunda metamorfosis de depredador a deportista. No son, sin embargo, meros refinamientos en técnicas de pesca o habilidades en coger peces, quienes participan en esta conversión. Una notable evolución y cambio en actitudes es también parte primordial de dicha transformación. La plena metamorfosis se completa cuando un hombre comprende que su talento en pesca se ha desarrollado tan intensamente que puede, gozar de ésta, simplemente contemplándola. Un camino pedregoso y singular de auto-aprendizaje." 

"Quienes no practican la pesca deportiva, rara vez comprenden por qué pescamos si al hacerlo liberamos aquellos peces que capturamos. Tristemente, muchos pescadores deportivos comparten dicha miopía. No logran comprender que aquellas truchas vivas, reposando en aguas rápidas moteadas por el sol, emergiendo y brincando sobre lechos de piedras que brillan, y combatiendo delicadas y suaves cañas, entregan a nuestro deporte, su entero significado."

"Pescar con devolución es un ejemplo de comportamiento intrigante. Contiene matices de ritos de caza. Los ritmos de sangre en pesca y caza, claramente demuestran el hecho de que nuestro barniz de civilizados, es más delgado de lo que creemos. Aún compartimos los instintos de nuestros primitivos antepasados. Sin embargo, nos hemos desarrollado al punto de que el ritmo de la caza es más excitante que el anti-clímax de la muerte."

"La Pesca con Mosca - el Flyfishing - es el único deporte de campo capaz de ofrecer un equilibrio entre estos puntos de vista. Posee todos los ritmos de sangre de la caza, particularmente cuando intentamos pescar aquellas truchas que observamos, sin demandar la muerte, sin embargo, para completar su liturgia. A diferencia de la pesca con cebo o artificiales, al capturar truchas con una mosca, rara vez se daña al pez. Los ejemplares cogidos pueden ser devueltos a su medio, en forma segura. 

La Pesca con Devolución es por lo tanto, una clase de ritual de muerte que satisface tanto nuestros instintos primitivos, como nuestra mezcla de reverencia y respeto por la belleza y coraje de una trucha."


(Pablo Negri Edwards - Santiago, Chile)
Este artículo se utiliza por autorización escrita entregada por Ríos y Senderos ® S. A. - http://www.riosysenderos.com 
No se autoriza la reproducción por ningún medio escrito, computacional, visual, audiovisual u otro conocido.
Ríos y Senderos ® S. A. - http://www.riosysenderos.com



Categorías

Buscador