Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Río Futaleufú

Es sin lugar a dudas un río bellísimo y quizás el más grande de la zona. (Futaleufú significa, precisamente "río grande").

 

Nace en la actualidad en el embalse Amutui Quimei ("belleza perdida") donde se encuentra el Complejo hidroeléctrico del mismo nombre; a causa de éste se ha perdido una de las partes más lindas del río que eran sus rápidos, pero los que lo pudieron visitar en el año ‘99 tuvieron la suerte de observarlos, aunque no en todo su esplendor, ya que por tareas de mantenimiento de la represa devolvieron el río a su curso natural con un caudal mucho menor.

Este río desemboca en el Océano Pacífico en Chile. No es ninguna locura pensar en pescar algún salmón a principios de temporada, sobre todo en los meses de noviembre y diciembre, aunque en los demás meses también se los puede obtener con mayor dificultad. Los lugareños han logrado pescarlos y de un tamaño impresionante, aunque generalmente en las modalidades de trolling o spinning.

Antes de entrar a la represa que se encuentra dentro del Parque Nacional Los Alerces, por el camino que va desde Trevelin hacia el oeste, tenemos una entrada pública con un muelle, donde bajan los pescadores y es además, un perfecto lugar para observar esa parte del río, aquí se puede probar cerca de los juncos donde en las tardecitas se observa una gran actividad, ideal para intentar con secas. Río arriba en la zona de los vertederos, parte nueva del río que fue desviado, tenemos unas correderas y pozones muy interesantes, en esta parte como en la mayoría del curso, el agua corre en forma muy rápida, este lugar se encuentra en la zona de las torres, conocida también por algunos como "la isla de Gustavo", lugar exclusivo para la pesca con mosca según dice el reglamento.

Río abajo de la entrada pública se puede acceder por varios campings que se encuentran a lo largo del río y que son de fácil acceso, existen muchísimos pesqueros, imaginemos: hay casi 50 km. de cauce.

A unos 5 km. de la bajada pública se encuentra la desembocadura del Corinto, en este lugar se forma una corredera y es fácilmente vadeable; unos metros más abajo tenemos un sector donde se puede descender de la embarcación y hacer unos lances hacia la otra costa; al lugar se llega incluso desde la Aldea Escolar y se puede caminar buscando el mejor lugar porque la vegetación costera es bastante importante, como en casi toda la rivera del río. El tiro ideal es hacia abajo de los árboles ya que es la parte más profunda en esta zona.

Unos 500 metros río abajo justo en una curva se forma una pequeña isla, ésta no tendrá más de 15 metros por 5 de ancho; por su parte izquierda, el río corre con menos velocidad, formando al final un pozón donde se encuentran gran cantidad de truchas, con el agua de un color azulado que contrasta con el verde de los árboles dando al lugar una belleza incomparable. Justo en la punta donde el río se vuelve a juntar está la desembocadura del arroyo Baguilt, lugar ideal para intentar con secas (aguas arriba de este arroyo existe una estación de piscicultura).

Si tenemos la ventaja de estar embarcados, no debemos dejar pasar la oportunidad en este lugar de hacer unos tiros justo enfrente de la isla en la parte más profunda del río, debajo de los sauces, y dejar derivar la línea... ¡pique seguro!

Continuando río abajo encontraremos otra isla mucho más pequeña de forma redondeada justo en el medio del cauce; en esta parte el río vuelve a hacer una curva formando unas correderas muy grandes, con una importante correntada, sobre la margen derecha se forma un pozón muy profundo, la coloración del agua en el lugar es de un azul verdáceo contrastante con la vegetación costera. Sobre el borde rocoso de la montaña, el río se torna muy bonito, casi para quedarse a vivir.

Continuando tenemos una parte recta del río con diferentes profundidades y vegetación costera hasta llegar a una isla inmensa que algunos llaman "La isla de los Chivos". Metros antes se encuentra la desombocadura del "Blanco". Esta isla es muy particular: por la margen izquierda el río corre normalmente, encontramos correderas, pozones, muchos y variados lugares, muy pescable, la vegetación en este sector es muy copiosa de ambas márgenes, pero no es difícil encontrar lugares de pesca muy interesantes y rendidores en los cuales es factible pescar alguna marrón de importante porte.

En la punta de la isla el río se mete a la derecha con una corredera atrayente y la bordea toda hasta encontrarse nuevamente con el cauce original, es perfectamente caminable si bien tiene mucha vegetación, incluso se lo puede vadear tranquilamente ya que la profundidad lo permite, sólo tenemos que tomar las medidas de seguridad adecuadas, teniendo en cuenta la velocidad de agua, ya que es vigorosa y rápida.

Si bien se divide el ancho del río en esta parte, el cauce no es mucho menor que el principal, es ideal vadearlo intentando meter nuestras moscas en la margen de enfrente donde las plantas casi se introducen en el agua, ya que es una zona con una gran población de truchas, tanto arco iris como marrones. Es sin dudas una de las parte más lindas del río, casi de observación del paisaje, si bien este corre muy cerca de la cordillera, ya en esta parte se va metiendo en ella, logrando en el pescador que no sólo disfrute de la pesca sino del entorno y silencio cordillerano, sólo interrumpido por el sonoro ruido del agua.

Ya saliendo de este lugar y continuando por el curso principal nos vamos encontrando con imágenes que son difíciles de quitar de nuestras cabezas por largo tiempo, las montañas con su vegetación, los colores y el silencio, la limpieza y cristalinidad del agua que corre por las piedras y, por sobre todas las cosas, la tranquilidad y la paz que encontramos que nos abren la cabeza para limpiarla después de un año de trabajo y preocupaciones.

Mucho más adelante, después de una pronunciada curva y contracurva, metiéndonos por un arroyito encontramos un lugar perfecto por su entorno, la calidad de la pesca no es la que buscamos generalmente en este tipo de río pero ver a las truchitas tomar arriba con ese marco, nos da la sensación de que estamos en el paraíso y las ganas de volver a casa se tornan nulas. Si hasta versos le han escrito.

Pescar con conciencia esta en nosotros, para que también nuestro hijos y nietos lo disfruten, respetando el medio ambiente. No olvidemos que la trucha que no matamos hoy seguramente la pescaremos el año que viene. Practique el "catch and release" pero por sobre toda las cosas respetemos el reglamento.

por Guillermo Manning

Actividades para la familia:

Sobre la margen sur del río:

Conocer las cascadas Nant y Fall
Visitar el molino-museo Nant&Fach
Llegarse hasta la propia frontera con Chile

Sobre la margen norte:

Recorrer la presa Futaleufú y admirar el inmenso lago artificial Amutuy Quimey
Visitar el Vivero del INTA, frente a la Aldea Escolar, que para la próxima temporada planea abrir visitas guiadas y senderos autointerpretativos

Alrededores

Imperdible recorrer el grandioso Parque Nacional Los Alerces, en este caso también se puede pescar.
Paseo en el famoso Trochita que sale de la estación de Esquel.
Subir al centro de esquí La Hoya, que aunque no tenga nieve, ofrece una magnífica vista
Visitar en Trevelin los Museos: el Municipal que funciona en el antiguo edificio del Molino Andes y un par de museos privados
También en Trevelin, tomar el tradicional te galés en alguna de las características casas de te de la localidad

Cabalgatas, caminatas, safaris lacustres y safaris en 4x4 completan una muy variada oferta de actividades para los que acompañan a los pescadores y no pescan.




Artículo Relacionados
Un día en el Futaleufú
Después de estar casi una semana en Trevelin, paseando y mateando con amigos, decidimos con Andrea (mi esposa) pescar este maravilloso río.

Categorías

Buscador




 
río Grande o Futaleufú
río Grande o Futaleufú