Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Reflejando casas

No apagues tu ruido ni frenes tus aguas, no cambies tu actitud de vida ni dejes de viajar quedándote, pero río, por favor, escúchame, necesito decirte algo.

 

Van y vienen rumores buenos, van y vienen rumores malos, es que es tan fuerte el poder del dinero y tan caprichosa la ambición humana, que me hace temer por el futuro de tus encantos.

Entonces, quiero que sepas, que cuando tus aguas reflejen algo más que el azul del cielo y el verde de tus árboles, cuando tus aguas reflejen esa arquitectura inconsciente del hombre, que por bello y sano e intentando compartir tu fama, quiso habitarte, ¡yo! te recordaré virgen.

Cada vez que esté junto a ti, contigo lloraré tus estorbos, seguiré tratando de pescar tus truchas, de entrar en tus aguas y de pisar tus rocas, seguiré tratando de llegar a lo mas profundo de tu boca, pero siempre, recordándote con la hermosura de la primera vez que te vi, con esa hermosura natural que solo te da la soledad.

Ojalá, si es que sucede lo que temo, esa necesidad de habitarte, no sea solo, por darse un lujo que se logra con dinero, que no sea solo por sentir poder, destruyéndote. Que sea también, por amor y respeto, entonces, a pesar de sentirte invadido, puedas seguir claro, puro y entero, aunque tus aguas bajen del lago reflejando casas, arquitectura inconsciente del hombre que intentando compartir tu fama... quiso habitarte.

por Flyheart

NdeR: Flyheart se refiere en este escrito a la boca del Río Chimehuin y su loteo




Artículo Relacionados
La segunda ciudad de los Césares
Esta nota se refiere a la boca del río Chimehuín y a un intento de loteo de la misma que no prosperó.

Categorías

Buscador