Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
El banquete de las truchas (parte 1)

Voy a intentar ofrecerles un panorama de lo que significa el tener una noción de entomología en la pesca con mosca

 

Hace varios años que pesco con mosca. Pero hace poco que empecé a atar mis propias moscas, y a partir de ese momento descubrí que si pescar antes había sido una pasión, el placer de que mis moscas fueran lo bastante buenas como para que una trucha las confundiera con parte de su dieta terminó de convertir esta pasión en una enfermedad felizmente incurable.

Voy a intentar ofrecerles un panorama de lo que significa el tener una noción de entomología en la pesca con mosca, una especie de guía de referencia para saber de qué se alimentan nuestras amigas las truchas y qué moscas imitan sus platillos favoritos.  

Hay muchos factores que hacen que algunos mosqueros pesquen más que otros: lectura correcta de aguas, presentación de la mosca, tippet adecuado, tal vez suerte?. Pero una mosca adecuada puede marcar la diferencia. Ocurre muchas veces en que una trucha está selectiva y es aquí cuando el mosquero se enfrenta con un problema fundamental: la elección de una mosca que, una vez presentada a la trucha, sea lo más parecida a un insecto natural. Y esto es esencial cuando hay una eclosión de insectos naturales y la trucha se alimenta vorazmente de un insecto específico una y otra vez; no importa cuan delicada sea nuestra presentación, ni si usamos el tippet más fino, ni si logramos que nuestra mosca produzca movimientos dignos de una danza celestial, si la mosca es demasiado grande, si está atada con demasiada cantidad de pelos y plumas, en definitiva si no tiene un aspecto real, lo más probable es que el resultado no sea el que nosotros esperamos. Podemos contentarnos con esperar el momento en que la trucha come de manera nada selectiva y que tome nuestro artificial por irritación, porque imita a un pez, porque la corriente arrastra una gran cantidad de larvas y ninfas diversas, porque le llama la atención ya que no se parece a nada que ella haya visto anteriormente...pero la verdad es que con la creciente presión pesquera que año a año se vuelve más evidente, la trucha se torna cada vez más selectiva y con la práctica felizmente cada vez más difundida de la captura y suelta (catch and release) la trucha que fue atrapada y devuelta una vez...va a ser más cauta la próxima. Hay para todos los gustos. Pero si buceamos un poco más profundamente dentro del maravilloso arte del flycast podremos aprender cómo pescar ... y soltar más truchas. Y para lograrlo es muy enriquecedor reconocer los distintos tipos de insectos, conocer su ciclo de vida, cómo viven, en qué tipo de aguas lo hacen, ya que de este modo nos será más fácil imitar con nuestra mosca su tamaño, su color y cuando estemos en plena acción, su movimiento en el agua.

Moscas

Para tener una idea de cómo se clasifican las moscas según el grado de imitación o semejanza podemos agruparlas en:

a) IMITADORAS: se basan en una copia lo más aproximada posible a un insecto real (tamaño, forma y color) y la función (flotabilidad, deriva, etc.).

b) IMPRESIONISTAS: se asemejan a muchos tipos de insectos a la vez. En general destacan las características claves (generalmente gatillos o estructuras/comportamientos que desencadenan la conducta instintiva de predación de la trucha)

c) ATRACTORAS: persiguen el fin de llamar la atención de la trucha con su movimiento, brillo, color, volumen, vibraciones, etc, no se parecen a nada en particular.

Y según el grado de flotabilidad.

a) SECAS: actúan en o sobre la superficie del agua

b) HUMEDAS: actúan dentro de a masa acuosa, pudiendo hacerlo a distintos niveles de profundidad.

Esta clasificación es solo un referencia y de ningún modo pretende ser algo estricto. Un momento particular, el tipo de agua, las condiciones climáticas, la selectividad o no de la trucha indican que grado de imitación decidimos utilizar. Si nos enfrentamos a aguas chatas y transparentes y truchas selectivas, tal vez debamos extremar el grado de semejanza con el natural, y frente a otras circunstancias como aguas rápidas, poca o nula actividad en la superficie, poca presión de pesca, puede que no sean necesarias tanta precauciones con la exactitud de nuestra imitación. La observación, la experiencia y el sentido común van a ser siempre nuestros aliados a la hora de elegir.

Entomología

Dentro del Reino Animal existe un conjunto de organismos invertebrados que presentan el cuerpo recubierto de una sustancia de consistencia dura llamada quitina, la cual constituye un exoesqueleto o esqueleto externo que les confiere protección, poseen segmentos del cuerpo y apéndices (antenas, piezas bucales y patas) articulados: se los denomina Artrópodos. Dentro de éstos se encuentra la clase Insecta. Las clases se subdividen en:

Subclase

  • Grupo
  • Orden
  • Familia
  • Género
  • Especie

La entomología es la ciencia que estudia los insectos (del griego entomon, insecto y logos, tratado). La palabra insecto se refiere al artrópodo antenado, con el cuerpo cubierto de quitina y dividido en cabeza, tórax y abdomen, provisto de tres pares de patas y, en la mayoría de los casos, de dos pares de alas. Los insectos pertenecen a diversos órdenes dentro de la clase Insecta (tales como Dípteros, Coleópteros, Lepidópteros, etc.) que a su vez es una división del phylum Artrópodos. Luego de lo órdenes tenemos familias, en cada familia géneros y por último especies. La ciencia que trata los principios de la clasificación es la taxonomía.

Dado que el exoesqueleto o tegumento de los insectos es inextensible, para poder crecer deben mudar de piel; la piel que se descarta suele llamarse "muda" o "pelecho". Los insectos presentan a lo largo de su vida un fenómeno llamado metamorfosis (cambio de forma) dando origen a estadios bien diferenciados y que varían según el tipo de insecto: huevo, larva, pupa, ninfa y adultos (subimago e imago). Si estos estadios son todos de vida aéreo-terrestre (respiración traqueal) se trata de insectos terrestres, en cambio si los primeros estadios (huevo y ninfa) son de vida acuática (respiración branquial-agallas) y el último (adulto) de vida aérea hablamos de insectos de origen acuático.

Qué comen las truchas

Los insectos acuáticos son el alimento más abundante para las truchas. Pero éstos no representan la totalidad del alimento que ellas consumen, también disponen de insectos terrestres (saltamontes, grillos, avispas, hormigas, escarabajos, cascarudos), crustáceos (pancora y camarón), caracoles, sanguijuelas, ratones, ranas, otros peces, entre otros. Y muchos de ellos pueden ser imitados por nosotros.

Los hábitos de alimentación de las truchas varían según la velocidad del agua y el lugar dónde viven y también varían según las distintas etapas de crecimiento. Cuando la trucha todavía es un alevino, lleva dentro de si su propio alimento, el cual le alcanza para vivir unos pocos días. Cuando se convierte en un pez pequeño consume sólo insectos acuáticos; a medida que crece puede alimentarse de otros peces y hasta de truchas pequeñas. Esta tendencia al canibalismo se acentúa en los ríos de aguas rápidas y en los que la vida acuática escasea, ya que una presa grande equivale a miles de insectos. Las subidas selectivas se producen generalmente en pozones y en corrientes uniformes. Si las aguas son tranquilas la trucha tiene más oportunidad de estudiar a su presa y decidir si la convence o no el menú que le ofrecemos. En cambio cuánto más rápida es la corriente más grande debe ser el insecto para hacer que el pez se desplace hasta la superficie.

Las ninfas constituyen uno de los principales sostenes para la trucha. Y el pescador que llegue a conocer su comportamiento puede elegir y pescar con la imitación adecuada. Estas representan el estado larval inmaduro de los insectos acuáticos, los cuales madurarán y se transformarán en un adulto alado. La vida del insecto comienza en el huevo que es depositado por las hembras en la superficie del agua y se va al fondo por su propio peso. Una vez allí maduran y dan origen a las larvas o a las ninfas, que se alimentan dentro del agua y crecen a través de sucesivas mudas de piel. Si se trata de insectos de metamorfosis incompleta, cuando la ninfa ha desarrollado sus estructuras para convertirse en adulto inicia su etapa final dentro del agua denominada emergencia. Una vez completada abandonan su envoltura y sale el insecto alado llamado imago. En cambio si hablamos de metamorfosis completa, cuando la larva llega a su etapa final construye un capullo y permanece allí mientras se termina de desarrollar la crisálida o pupa de la cual saldrá finalmente el insecto alado.

Sucesivamente veremos en detalle los insectos acuáticos de los que se alimenta la trucha:

MAYFLIES (moscas de mayo): Efemerópteros
CADDIS FLIES: Tricópteros
STONEFLIES (moscas de la piedra): Plecópteros
MIDGES (mosquitos): Dípteros
DRAGON - DAMSEL FLIES (alguaciles - libélulas): Odonatos

Bibliografía:

La trucha selectiva - D. Swisher, C. Richards - Ed. Tutor - 1997
La magia de pescar con mosca - A. Maubré - 1998
Tricópteras patagónicas - J. Calandra - Boletín Mosquero Primavera 96
Moscas para la pesca - R. Del Pozo Obeso - Ed. Everest - 1987
Mayflies y sus imitaciones - J. M. Di Liscia - Entre Líneas - Octubre / Noviembre 1994 - Año 1, N° 2.
Imitando a las Caddis - J.C. Gilardi - Entre Líneas - Octubre / Noviembre 1994 - Año 1, N° 2.

Silvia "Sirenita" Bergamasco

 




Artículo Relacionados
Elk Hair Caddis
Esta mosca es quizás la más representativa de las imitaciones de caddis adultas y en la Argentina tiene un gran éxito.
El banquete de las truchas (parte 4)
DRAGON - DAMSELFLIES (alguaciles - libélulas): Odonatos
El banquete de las truchas (parte 3)
STONEFLIES (moscas de la piedra): Plecópteros (Pleco: doblada; Ptero: ala)
El banquete de las truchas (parte 2)
MAYFLIES (moscas de mayo): Efemerópteros (Efémero: por su corta vida; Ptero: alas)

Categorías

Buscador