Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio
Empezar con mosca seca

Cualquiera que alguna vez ha visto desaparecer su mosca seca bajo el misterioso y delicado anillo que deja una trucha en la superficie, puede atestiguar que no hay sensación comparable.

 

Contrariamente a lo que muchos principiantes creen, la primera trucha con mosca seca no es lejana a sus posibilidades. Aquí van una serie de consejos para tener buenas chances y darse el gusto. 

Si a Ud. le interesó vivamente el título de esta nota, es muy probable que tenga unas cuantas moscas secas que se compró, una línea de flote, pasta flotamoscas y flotalíneas, etc., y que ninguno de estos elementos (incluido el etc.) todavía conozca lo que es una trucha, y en algunos casos tampoco conozcan un río. 

Se lo digo porque a mí también me pasaba. Por eso esta nota va orientada a los que están empezando y ya quieren probar con otra cosa. 

Un día todo cambió para mí. Fue hace unos años en el Río Filo Hua Hum, a fines del mes de febrero. Le venía dando duro y parejo a la Woolly Bugger Marrón. Pero eran las 12 y desde hacía 3 horas que le estaba enseñando a nadar a esta dichosa mosca sin que una trucha se me acercara ni siquiera para hacerme burla. En eso, mientras caminaba por un sector tranquilo del río, veo en la orilla de enfrente un anillo sobre el agua. Detuve mi marcha unos segundos. Luego de un rato otra vez, y en el mismo lugar, es anillo. Pensé: "ya que estoy volviendo y no pesco nada, podría probar un tirito con seca... total...". En aquel entonces, para mí ponerme a pescar con seca era lo más parecido a perder el tiempo que conocía. Era mi segunda temporada como mosquero, esto lo había intentado dos o tres veces, y nunca había pescado nada. 

La caña era #7, la línea WF, y la mosca que até al líder (o eso que tenía parecido a un líder) era una Adams en anzuelo 12. No andaba con los elementos mas apropiados para una buena pesca con secas. La trucha seguía comiendo (vaya a saber qué) y yo le tiré sin mucha esperanza. La pobre se equivocó y agarró mi mosca. Yo clavé como si fuera un pique con Matukón del 2 en el Limay. Y milagrosamente la trucha no voló por los aires ni se cortó el tippet. Tenía medio kilo o un poco menos, pero había sido la mejor trucha que había pescado. Fue increíble ver cómo mi mosca desapareció bajo un delicado anillo, y mágicamente al levantar la caña tenía prendido un pez. Estaba conmovido. Y fue para siempre. 

En esta nota, voy a brindarle las herramientas básicas para que en la temporada que pronto va a comenzar, Ud. pueda atrapar su primer pez con mosca seca. Le aclaro desde ya que hay un interminable camino por recorrer en la pesca con secas, pero comenzar y tener éxito no es para nada difícil. Es más, le diría que es tan fácil como pescar con streamers. 

Alargue un poco el leader 

La cultura mosquera Argentina (y sobre todo la neuquina) inicia al pescador generalmente por el camino del streamer y la línea de hundimiento, tal vez por su similitud en el procedimiento con la técnica del spinning de "tirar y recoger" y el tamaño del señuelo. Al cambiar la cuchara por la mosca este concepto prevalece. Por ello, una vez que el incipiente mosquero saca una trucha con un streamer (en general la maldita / bendita Woolly Bugger) se encarna en él la "Woollybuggeritis Crónica", patología muy común de ver, seguida generalmente por un cuadro de "Matukitis" que deriva en interminables días tirando al agua las mismas moscas porque "pescan bien". Pero no siempre. 

Yo no sufro de "Moscasequitis", porque también revoleo mis buenos gatos para buscar truchas grandes, pero la pesca que más me gusta es la que hago con mosca seca. No creo que Ud. necesite ir al psicólogo para resistir la tentación de tirar un streamer al agua. No es para tanto..., a veces es traumático, pero esta nota lo puede ayudar. 

Para empezar, vamos a hablar de los elementos básicos que necesitamos. 

La caña es conveniente que no sea mayor a #5, y de ser posible no muy dura. No importa mucho de cuantos pies. Conviene usar una línea Double Taper, si no una Weight Forward también sirve. Para el líder no se complique (recordemos que estamos empezando), compre uno cónico de 9 pies con punta 1X, agregue un tramo de 20 cm. de 2X, otro de igual medida de 3X y finalmente el tippet de 4X con un largo de 60 cm.. Le va a quedar una longaniza de 3,70 mts. aproximadamente. No use conectores ni braideds para pescar con seca. Bah!, si quiere úselos, yo no los uso porque hacen una campaña publicitaria al caer al agua. Hay muchas otras fórmulas de líderes para secas, y van en el gusto de cada pescador, pero vamos a usar esta porque es muy fácil de castear. 

Bien, ya tenemos el equipo básico. A esto podemos agregarle algunos accesorios que van a facilitar la tarea, a saber: Flotalíneas, pasta flotamoscas (no recomiendo los dichosos sprays, algunos le cambian el color a las moscas); un estirador de líderes y finalmente un frasquito de paciencia. 

¿Y las moscas?. Muchos escuchan hablar de "eclosión", "subimagos", "baétidos" y otras cosas raras, entonces optan por la más fácil y le rajan al tema. Es cierto que todo eso es bueno (y en ocasiones fundamental) saber manejarlo, pero le recuerdo que nuestro objetivo es pescar la primer trucha con seca y no hacer un Post Doctorado en entomología. Déjeme explicarle que para empezar las cosas se pueden simplificar casi mágicamente. No le digo que se va a cansar de pescar, pero sí le aseguro que va a pescar si hace las cosas bien. 

Es importante que la mosca que va a tirar al agua esté bien atada, porque a pesar de que siempre las truchas están dispuestas a morfarse cualquier adefesio las posibilidades de éxito son mayores se tiramos algo decente. 

Vamos a comenzar con moscas que pescan bien en todas partes, digamos "las Woolly Buggers de las secas" (como para que se entusiasme). Estas pueden ser: Irresistible Adams, Yellow Humpy, Elk Hair Caddis y Adams. En tamaños del 12, 14 y 16 cada una. Pero la Elk Hair Caddis la tendremos en tres colores como el natural, el crema y el naranja. Sí, leyó bien, naranja. Para las truchas es como un pollo a la parrilla, y aunque no haya eclosión de caddis pesca muy bien. Entonces tendremos 6 moscas en 3 tamaños, que totalizan sólo 18 moscas para empezar. Le recomiendo tener por lo menos dos de cada una. No haga la cuenta en plata, disfrute de la nota sin amargarse.  

      Ver imágenes:
Adams
Yellow Humpy
Elk Hair Caddis
Irresistible Adams 

Al río 

Búsquese un río chico o mediano, no le recomiendo el Limay porque para esta pesca a veces es difícil de leer, y suele tener corrientes fuertes. Pero si ve subir una trucha pruebe sin complejos. Un río piola para empezar puede ser el Malleo, o el Caleufú arriba, o el Meliquina, o cualquiera que tenga más o menos esas características. Como ideal: un río del norte neuquino. Están llenos de truchas chicas y medianas que toman muy bien las secas. Algunos nombres: Hualcupén, Trocomán, Reñi Leuvú y Pichi Neuquén, entre otros. 

Nuestras expectativas se van a centrar en pescar algo de 300 grs. o medio kilo. Olvídese de los dinosaurios (aunque uno nunca sabe...). Vamos a elegir un sector del río en el que siempre hay truchas, como por ejemplo la cola de un pozón. Justo el lugar en el que el pozón comienza a perder profundidad. Esta elección no es caprichosa, y le voy a explicar porqué. En primer lugar, como ya dije, ahí siempre hay truchas. Segundo, vamos a pescar tirando corriente arriba, por lo cual necesitamos un vadeo cómodo, y desde la cola de un pozón podemos lanzar hacia éste parados dentro del agua por la poca profundidad. Tercero, al estar parados dentro del agua y tirando río arriba es poco probable que tengamos obstáculos detrás para lanzar. 

La Cola de un Pozón 

Las truchas se ubican normalmente en el lugar exacto en que el pozo pierde profundidad abruptamente. Allí estarán las de mejor porte, pero no descarte las orillas si no son muy bajas, o delante y detrás de las piedras grandes que vea tanto sumergidas como semisumergidas. Los arbustos pegados a la costa son también buenos sitios, y si hay un tronco metido en el agua busque por el costado o atrás de este. Una vez en el lugar elegido, pueden pasar dos cosas: que veamos las truchas comer, o que no las veamos. 

Arrancamos por la pesca a ciegas. Ya le comenté algunos lugares prometedores. Pues bien, elija de todos los que le gusten el más próximo, porque así vamos probando sitios sin perturbar a los demás. Si tiráramos al lugar más lejano, nuestra línea va a molestar a las truchas que estén más cerca. A todo esto, Ud. observó todo sin meterse al agua, y sólo entró una vez que lo leyó durante unos 5 ó 10 minutos. Acá es donde sacamos el frasquito de paciencia y nos tomamos unas gotas. El tiempo de observación puede darnos la certeza del lugar exacto en que se encuentra una trucha si esta delata su posición al comer. Yo considero dentro de mis horas de pesca el tiempo de observación. Pienso en que estoy pescando sin tirar la mosca al agua, y es en definitiva algo natural que se llama "acecho". Una vez que identificó el lugar más próximo, entre al agua unos 20 mts. río abajo de él. Si es la cola de un pozón clásico en un río mediano o chico, probablemente Ud. estará vadeando en un pedrero o en un "flat" (aguas chatas). Luego camine río arriba hasta tener el lugar elegido a unos 8 ó 10 mts.. Concéntrese en el lugar en que Ud. piensa que hay un pez y ubíquese corriente abajo y al costado del mismo para lanzar. No le tire en línea recta porque además de su mosca, la línea pasará por arriba del pez y éste se asustará. La trucha debe ver pasar la mosca, mientras la línea pasa por un costado. Podemos decir que tomando la dirección de la corriente como 0°, el tiro la haremos a 30° a la derecha o a la izquierda de nuestra posición. Una mosca piola para empezar a pescar a ciegas es la Irresistible Adams atada en un anzuelo 14. Por algo se llama así. 

Hasta aquí todo es estrategia. vamos a la técnica. 

Lanzamiento y Drag 

¿Qué corno es el drag ?. Bien. Párese en la costa de cualquier río, lance su mosca seca cruzando la corriente y déjela ir. Verá como en un comienzo navega bien, como si estuviera suelta. Pero inmediatamente al tensarse la línea, la mosca patinará en la superficie como haciendo ski acuático. Eso se llama "drag" o "arrastre". La mayoría de los insectos que flotan en la corriente se comportan de esta manera. Y la trucha lo sabe muy bien porque vió miles y miles a lo largo de toda su vida. Aunque es innegable que una mosca haciendo drag es muchas veces atacada por las truchas, éstas casi siempre son muy pequeñas. Para levantar a las más grandes tenemos que hacer las cosas bien. Un drag muy pequeño, invisible a nuestros ojos, puede significar la decisión de una trucha de no tomar la mosca. 

Por supuesto que hay muchas formas de lanzar la línea y corregirla para lograr largas derivas sin drag corriente arriba, abajo o a través, pero eso será tema de próximas notas. Ahora centraremos nuestra atención en no complicar el trámite de pescar nuestra primera trucha con seca. 

Entonces, ubicados río abajo, si lanzamos nuestra línea río arriba, la corriente nos va a traer la mosca hacia nosotros sin tensar la línea y evitar el drag será bastante sencillo. Lanzar una mosca seca es diferente a lanzar un streamer. Esta debe posarse lo más suavemente posible en el agua (piense en cuánto pesa un insecto). Tirar a más de 10 mts. es por lo menos inútil, y 10 mts. ya es bastante lejos. Las secas son chiquititas y difíciles de ver a mucha distancia, no tenemos control sobre la línea en el agua ni precisión y cuanto más lejos tiremos más aparatosa será la caída. Entonces vamos a hacer tiros más bien cortos. 

Casteamos suavemente apuntando el tiro entre uno y dos metros arriba del agua. Si estamos acostumbrados a soltar línea en el último cast, tratemos de no hacerlo. La línea que tenemos en el aire, es la que usaremos para pescar. De esta forma conseguiremos mayor precisión y menos línea sobrante que moleste al irse con la corriente. Al hacer el cast de presentación, le damos un tanto de energía extra al tiro y frenamos abruptamente la caña para que la mosca rebote un poco, así se logra un líder con curvas que van a atenuar el drag. El tiro no debe hacerse sobre la supuesta posición de la trucha, sino un poco río arriba de esta. Un metro antes está bien, para que la mosca pase navegando y le dé tiempo al pez de identificar el "alimento" y tomarlo. Si tiramos sobre la posición del pez, es posible que reaccione rápido y tome el engaño. Pero la mayoría de las veces, ante la duda, la deja pasar. 

Una vez que la mosca se posó en el agua, comenzamos a recoger la línea a la misma velocidad de la corriente. Sin tensarla pero tampoco permitiendo que el sobrante vaya río abajo de nuestra posición. Yo recojo en lazos, cada tres o cuatro brazoladas sujeto la línea y comienzo con otro lazo. Al lanzar, como uso poca línea, voy soltando los lazos de la palma de mi mano y no se me hacen galletas. Hágalo sin miedo, no es un shooting. Si la mosca pasa por el lugar y ninguna trucha la toma, no significa que allí no haya ningún pez, por lo tanto no levante la mosca apenas haya pasado porque puede asustarlo. Deje navegar la mosca dos o tres metros río abajo, luego recoja, levante suavemente y vuelva a presentar. Cada dos o tres tiros, a veces es bueno hacer una pausa para quitarle el ritmo tipo "automático" a nuestras presentaciones. 

Cuando hayamos realizado varios lances sobre esa posición, digamos diez o quince, elegimos el lugar siguiente utilizando la táctica del sitio más próximo para no molestar los demás. 

Ahora..., que hacemos si hay viento?. No llore. Podemos contrarrestarlo siempre y cuando no sea un huracán. Si tiene viento de frente, sacrifique un poco la presentación y lance cerca de la superficie del agua inclinando bastante la caña y la cintura, tirando casi de costado. Si tiene viento lateral, haga lo mismo pero apunte el tiro arriba y un poco al costado del lugar elegido calculando que el viento va a mover la mosca al caer. Si tiene viento de atrás, hago un loop cerrado y rápido en el back cast y uno amplio y lento hacia adelante, para que el viento lleve la mosca y la presente suave. Si tiene viento de arriba, huya. Ha comenzado una invasión extraterrestre. 

Vemos al pez comiendo 

Primero, veamos qué hay flotando en el agua o volando a nuestro alrededor. Es muy probable que esos insectos que vemos pertenezcan a uno de estos dos grupos: caddis o mayflies. Los caddis parecen polillitas, y las mayflies tienen las alas paradas, el cuerpo largo y generalmente curvado hacia arriba con tres colas largas en la mayoría de los casos (a veces tienen dos). Por supuesto que hay otros tipos de insectos, pero los mencionados son los más comunes de ver, y reitero que para empezar con la mosca seca, cuanto menos nos compliquemos mejor. Si son caddis, tratemos de agarrar uno y seleccionamos entre las Elk Hair Caddis de nuestra caja aquella que reúna estas similitudes en orden de importancia: 1) tamaño. 2) Color. Si son mayflies, una Adams del tamaño adecuado puede funcionar bien. 

Les pido perdón a los que pescan con seca hace rato por generalizar tanto. Pero para quien recién empieza, en tren de simplificar las cosas, es innegable que una Adams del tamaño correcto puede engañar a las truchas. Tal vez esto se deba a ese color neutro que posee. En cuanto a las tácticas y técnicas, son las mismas que para el caso anterior, con la diferencia que ahora tendremos la certeza de la ubicación del pez. Procederemos de la misma forma en nuestra presentación. Pero si queremos elegir aquellos peces de mejor tamaño tenemos que saber algo previamente. Observe bien el tamaño y calidad de los anillos. Las truchas que hacen mucho despelote al subir, por lo general son chicas. Los anillos delicados corresponden a truchas medianas o grandes. Raramente una trucha de buen tamaño hace escándalo al subir, y cuando lo hace por lo general es síntoma de que come caddis en estadío de pupa emergente, pero eso es otro tema. 

Sinceramente espero que este artículo le sirva para atrapar su primer pez con mosca seca, porque esa es la intención con la que fue escrito. Se simplificó todo en función de poner a su alcance las herramientas mínimas y de probada eficacia en muchos casos. Progresar en la pesca con secas es muy lindo. Uno va descubriendo cosas siempre, y siempre hay preguntas sin respuesta. Tal vez tengan respuesta el día en que no podamos lanzar una mosca seca en el agua y verla navegar. Quien sabe. 

Pero siempre tengo en cuenta dos cosas al explicar alguna particularidad del gran mundo de la pesca con mosca: 

1) Enseñar con la regla y no con la excepción, aunque esta última, por ser tal, se destaque. 

2) Ir de lo más simple a lo más complejo. 

Prometo ampliar conceptos sobre todo esto al menos hasta el límite de mis conocimientos y experiencias en próximos números, pero por ahora mi deseo es que en esta temporada Ud. vaya al río y se desquite de esa sabandija que la temporada pasada se la pasó comiendo delante de sus narices y no le dio ni cinco de bola a su mosca. 

Y si logra engañarla, por favor suéltela.

No la mate, porque en este juego ella es su compañera. 

Efraín P. Castro Briz (Tornillo)



Categorías

Buscador



 
Adams
Adams
Yellow Humpy
Yellow Humpy
Elk Hair Caddis
Elk Hair Caddis
Irresistible Adams 
Irresistible Adams 
La Cola de un Pozón 
La Cola de un Pozón