Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio » Flyfishing » Entomología
Emergentes (parte 1)
Factores que afectan al exito de la emergencia El hecho de que las eclosiones de Mayflies se produzcan exitosamente o no, fue siempre enigmático para nosotros.

 

Algunos días todos los insectos emergen exitosamente y se elevan en las aguas con rapidez. En otros días ellos derivan durante un largo tiempo antes de poder llegar al aire. Y en muchas oportunidades, la mitad de los insectos quedan anegados, con la cola y una o ambas alas medio hundidas en la película superficial.
Esas variaciones ocurren no solamente entre distintas especies sino también entre los individuos de la misma especie.
Las diferencias son extremadamente importantes para el pescador con mosca porque conociéndolas, podrá atar las imitaciones teniendo en cuenta las condiciones y acciones de los insectos.
Después de investigar esas diferencias, nosotros entendimos que los factores que afectan al éxito de la emergencia de los insectos acuáticos incluye a la velocidad de la corriente, a la falta de corriente, a la tensión superficial, al tamaño de los insectos, a la temperatura y a la velocidad del viento.
Velocidad de la corriente
Mirando atentamente la corriente, nos enteramos que muchas especies de insectos acuáticos saltan rápidamente a través de la película superficial si la corriente del río se está moviendo en un flujo moderado y la superficie está agitada o quebrada por correderas.
Comenzamos nuestro estudio observando a los naturales en una pequeña y aireada pecera. Aunque el agua estaba en movimiento, los insectos se trasladaban desde el fondo hasta arriba pero no atravesaban la superficie.
Quedamos sorprendidos ante el altísimo porcentaje de insectos que no conseguían atravesar la película superficial, y aun más, por el número que finalmente consiguió salir, pero que no pudo conseguir volar.
Nos dimos cuenta que las condiciones que habíamos puesto no simulaban efectivamente a las de un arroyo truchero, entonces cambiamos a un tanque de seis pies de largo y de setenta galones, equipado con una fuerte bomba de agua. Ella creaba una corriente de tres millas por hora en la tercera parte superior de la pecera.
En ese entorno, muchos más insectos individuales emergieron exitosamente (aunque muchos todavía fracasaron).
Descubrimos que verdaderamente las ninfas de mayfly rompen la película superficial más fácilmente con la ayuda de la corriente, cuando la superficie es levemente rayada.
Eso es especialmente cierto en las especies más pequeñas. Presumiblemente, la agitación de la superficie disminuye la tensión superficial y hace las cosas más fáciles para las más pequeñas, de ese modo ninfas débiles rompen la barrera de la tensión.
Los géneros más grandes (como la Hexagenia y Ephemera) tienen más masa y parece que tienen menor problema para romper la barrera, aun en aguas quietas.
Nosotros consultamos a varios profesionales en entomología para verificar nuestras observaciones. La información que compilamos es para una aplicación práctica del pescador con mosca.
Un día de septiembre, en el río Housatonic de Connecticut, ya eramos competentes para usar la información que habíamos adquirido. El Housatonic es un río largo con áreas donde se puede matar y con una buena población de truchas marrones. Sus largas correderas están sembradas de rocas y cantos rodados, que forman un agua excelente para pescar. También tiene largos y tranquilos pozones con onerosas eclosiones de mayfly.
Ese día de septiembre, una eclosión de pequeñitas "Blue-Winged olives" comenzó cerca de las 11 de la mañana.
Pescar los pockets de las correderas fue productivo usando una mosca seca sin hackle Blue-Winged olive en tamaño de anzuelo #24, pero cuando seguimos en nuestro camino hacia arriba, en un enorme pozón y quisimos trabajar al final de área, no pudimos conseguir ni un pique, aunque los peces continuaban alimentándose.
Aquí los peces estaban tomando ninfas que derivaban justo debajo de la película superficial. Pusimos una ninfa de color oliva oscuro atada en anzuelo para húmedas #22, engrasamos el líder hasta una pulgada de la mosca y la hicimos trabajar en una deriva muerta en la corriente. Tan pronto como nosotros cambiamos de la mosca seca al modelo de ninfa sumergida, las marrones empezaron a tomar regularmente.
Durante las largas derivas de insectos en estado ninfal es muy importante usar una mosca sumergida. Las truchas toman selectivamente duns o ninfas, cualquier estado que sea duradero y el tipo de agua determina normalmente la duración de esos estados.
Tensión superficial
La tensión superficial, o la falta de ella, puede ser vital para el éxito de la emergencia.
Es dificultoso para una pequeña ninfa de mayfly penetrar la superficie cuando ha tenido que ascender desde el fondo de la corriente hasta arriba. Una vez penetrada, sin embargo, la tensión superficial tiende a sostener al insecto en la película evitando que se moje y quede atrapado en ella.
Ciertas sustancias, tales como el verdín en la superficie o el material orgánico disuelto en el agua, reduce la tensión superficial. Muchos pescadores que han lanzado una mosca en un lago con costas florecidas o con agua sucia, se han dado cuenta que su línea de mosca comienza a hundirse bastante rápidamente, lo que les indica que deben limpiarla frecuentemente.
Eso ocurre porque la tensión superficial es, en gran medida, reducida por el verdín, que actua como un agente humectante y permite que la línea se hunda.
La tensión superficial es la tendencia de los líquidos a comportarse como si en sus límites tuviera algo semejante a una delgada membrana elástica. Eso es provocado por la fuerza de cohesión de las moléculas que se atraen unas a otras.
De este modo la superficie del agua puede soportar una aguja o una hoja de afeitar cuando son apoyadas cuidadosamente, a pesar que esos objetos son más pesados que el agua. (N. del T. si están mojadas se hunden).
Los dun de mayfly tienen propiedades hidrófugas (repelentes del agua). La presencia de sustancias como el verdín, el polvo o el polen de las plantas en la superficie, reduce grandemente esas propiedades.
En ríos muy anchos, tales como el Bow en Alberta, el Henry's Fork en Idaho o el Missouri en Montana, las consecuencias de la normal o reducida tensión superficial pueden ser observadas fácilmente.
Si sopla viento atravesado (que es lo que usualmente ocurre), la tierra, el polen o el verdín pueden ser eliminados en una de las orillas del río, durante una eclosión realmente buena de duns, en el lado desde donde sopla el viento, literalmente miles de insectos pueden ser vistos con la cola y una o las dos alas atrapadas en la película. En el lado del sotaviento, los insectos consiguen salir de la clara superficie con bastante rapidez.
Las truchas en el lado del río con la superficie cubierta de verdín estarán comiendo pricipalmente las pequeñas ninfas sumergidas durante el estado inicial de la eclosión y los estropeados duns durante el tardío estado, mientras que los peces, en el lado de aguas claras, estarán tomando adultos alados.
Hay probablemente alguna interacción entre las aguas quietas, las aguas rápidas y el contenido de verdín. Posiblemente las aguas rápidas rompan el verdín, inversamente las aguasa lentas permiten que se acumule.
Una corriente veloz puede reducir la tensión superficial lo suficiente para permitir que pequeños insectos rompan la superficie, y eso también barre el verdín, entonces cuando el insecto emerge no va a estar presente el agente humectante para atrapar al dun en la película.
Temperatura y viento
Dos factores que afectan la velocidad con que los insectos (especialmente duns de mayfly) consiguen salir del agua son la temperatura y la velocidad del viento.
Muchos pescadores se han enterado que en un día ventoso y soleado, los duns consiguen salir del agua rápidamente porque sus alas se secan pronto. Pero otro factor puede ser todavía más importante. Los músculos de las alas, en el tórax de los insectos requieren de un mínimo de temperatura para trabajar y poder volar.
Los insectos pueden aumentar la temperatura interior moviendo sus alas. Por eso, si la temperatura del aire es levemente más baja que la requerida para volar, el dun debe hacer trabajar los músculos de las alas calentándolos hasta que le permitan volar.
Es por esto que en los días frescos y nublados, los duns pueden derivar por un largo período, mucho más largo que en un día caliente y soleado, la experiencia ha probado lo que habíamos supuesto.
El tiempo durante la eclosión
Cuando escribimos "La trucha selectiva" hablamos de nuestra teoría del "momento más placentero del día" ya que cualquier emergencia ocurrirá en la hora más agradable del día, según la estación del año.
De este modo, en los primeros días de Mayo (noviembre en el hemisferio sur), el sol calienta el aire y el agua hacia el mediodía, de manera que, las horas de la tarde se convierten en el momento más agradable del día, lo cual es verificable en los registros climatológicos de hace unos pocos años.
Durante el mes de mayo, de algunos años atrás, el más agradable momento del día ocurrió muy cerca de las 2:00 PM del este (14:00) y las eclosiones de las Hendrickson regularmente ocurrieron a las 14:00 hs.
Diez años atrás, en Michigan, las eclosiones de las Hendrickson raramente comenzaron el último sábado de abril cuando empezaba el día. En cambio, en recientes años, el clima ha sido más variable y errático. Debido a un anormal calentamiento de las aguas primaverales, las eclosiones de Hendrickson muchas veces comenzaron en la madrugada. Ese irregular modelo del tiempo cambió el momento de la eclosión y el más agradable momento del día. 
Un par de años atrás, nosotros llegamos al río Ausable, un viernes antes del amanecer. La temperatura estaba muy caliente. A la noche la temperatura había pasado los 70 ° F. En la mañana las Hendrickson empezaron a mostrarse a las 7 AM y la eclosión había terminado para las 10:30 AM. Muchos pescadores se demoraron desayunando y todavía no habían llegado al río, la mayoría de ellos regresó de su día de pesca quejándose porque la eclosión no se había producido. Aunque lo que verdaderamente ocurrió, en aquel anormal tiempo, es que las truchas se alimentaron con los Hendrickson al mismo tiempo que los pescadores también estaban comiendo.
Aquí aparece que la temperatura, especialmente la de la noche, es mucho más importante de lo que pensamos, para las eclosiones y también para la caida de los spinners.
En primavera, los enredados vuelos supuestamente ocurren al atardecer, pero puede estar demasiado fresco como para que los músculos del vuelo funcionen, muchas veces los spinners caen al amanecer, justo cuando el sol comienza a calentar el aire, permitiendo a los insectos volar fácilmente.

Del libro "Emergers" de Doug Swisher y Carl Richards Traducción de Eduardo L. Romano y lo hizo para el Círculo de pescadores con Mosca de Córdoba en el segundo semestre del año 1993.
Agradecemos al Sr. Alejandro Marchesi este material




Artículo Relacionados
Emergentes (parte 2)
Deriva de invertebrados La diaria ocurrencia de deriva de invertebrados aporta y agrega una dimensión a la pesca con mosca.

Categorías

Buscador



Relacionados