Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio » Notas » Institucionales
Depredación en el Collón Curá
Hace pocos días el diario Río Negro daba cuenta de una noticia sobre el arresto de un grupo de personas.

 

Supuestamente residentes de San Martín de los Andes, fueron sorprendidas con más de 100 truchas muertas en una camioneta además de un jabalí y un piche. Todo esto destinado a ser comercializado en un mercado negro que abona generosamente el kilogramo de carne de salmónidos.

Tomada individualmente y desde el punto de vista optimista podemos decir que es una buena noticia, al menos esta vez fueron descubiertos y se les secuestró el cargamento.

Pero si analizamos más profundamente el tema podemos descubrir un trasfondo preocupante, no solamente para los pescadores deportivos sino, y principalmente, para los propios habitantes de los lugares donde estas cosas ocurren.

No es novedad que la pesca en general promueve el turismo, miles de pescadores visitan los diferentes sitios donde la naturaleza ha puesto ríos, lagos y mares (y dentro de ellos los peces) en busca de diversión y esparcimiento. Muchas veces viajan con su familia y por varios días y los extranjeros recorren miles de kilómetros para venir a nuestros renombrados pesqueros. En los sitios visitados trabajan el transporte, los hoteles, las cabañas, los restaurantes, los guías de pesca y el comercio en general. ¿Pero que pasará el día que los pescadores no vayan a un determinado lugar porque ya no hay pesca?.

Lo increíble de esto está dado en que los propios beneficiarios de esa fuente de ingresos atentan contra el. Los que hacen la matanza son culpables pero tan culpables como ellos o más aún, son los que compran el resultado de esa acción prohibida y también aquellos que conociendo este tipo de comercio ilegal dan vuelta la cara y miran para otro lado.

En un Estado donde las funciones primarias no se cumplen o son insuficientes el propio habitante debe cuidar sus intereses, y las regiones turísticas deberían comprender que un pescador deportivo es un turista.

por Héctor Gugliermo




Artículo Relacionados
Un problema recurrente: los accesos de pesca
El día jueves 11 de octubre de 2001 fui personalmente, en misión oficial, a inspeccionar un predio fiscal...
La gallina de los huevos de oro
Este último fin de semana largo aprovechando los feriados de Semana Santa, fuimos con un grupo de amigos a pescar al Limay Medio y nos alojamos en el pueblo de Piedra del Águila.

Categorías

Buscador