Acceso Premium

    Usuario:
    Contraseña:

Inicio » Notas » Institucionales
Recuperar la historia y la tradición
Una de las cosas que más me sorprende de este tiempo de la Argentina que nos toca vivir, es la falta de apego a lo nacional, a la historia y a las tradiciones.

 

Sin entrar en disquisiciones filosóficas solo diré que para mí, este comportamiento de la sociedad es uno de los principales causantes de nuestro deterioro económico y social, y es extraño porque el argentino siempre fue un pueblo culto.

Ahora luego de esta pequeña introducción Uds. dirán ¿y esto qué tiene que ver con la pesca con mosca? puesto que esta ES una página dedicada a ello. Bueno, les cuento.

Dentro de nuestro deporte o actividad recreacional preferida también tenemos una historia que a mi me interesa que se preserve que todos los que la practicamos sepamos de sus orígenes en nuestro país y quienes fueron los que la construyeron y que los recordemos como corresponde y aprendamos de su ejemplo y de su acción en pos de un ideal.

Aquí bien vale aclarar que la pesca como deporte es importado al igual que la gran mayoría de los deportes modernos y específicamente hablando de la pesca con mosca no solamente el deporte es importado sino también los peces con los cuales se inició esta tan gratificante modalidad de pesca. Estoy hablando de los salmónidos en general y de las truchas en particular. Alguna vez leí que la trucha es un pez "diseñado para ser pescado con mosca", esto es debido a que la base fundamental de su dieta son los insectos y realmente sienten predilección por estos a diferencia de otros peces cuya dieta es mucho más variada y quizás no se sienten tan inclinados a comerlos como si lo hacen los salmónidos. En un principio la pesca con mosca se circunscribió a la Patagonia y las zonas con ríos de aguas frescas y límpidas porque estos peces solo pueden vivir en esos ámbitos, luego descubrimos que muchas especies autóctonas también eran factibles de ser pescadas con mosca y entonces el espectro de posibilidades se amplió a todo el territorio nacional, a todos los climas y condiciones.

Pero que tanto el deporte como los peces originarios del mismo sean importados no invalida que tengamos una historia y una tradición al respecto, esta actividad ha potenciado en muchos de nosotros el respeto y el amor por la naturaleza, por nuestros recursos naturales, por la ecología, por el progreso y por la paz. Esta actividad es generadora de recursos genuinos dado su atractivo turístico y recreacional, también es promovedora de la amistad y del desarrollo humano.

por Héctor Gugliermo



Categorías

Buscador